04 febrero 2009

...y apago la luz.

Ha oscurecido. Me estaciono frente a la puerta de casa y permanezco en el auto sentado, pensando… mientras con una de mis manos, toco el volante como si ejecutara lentamente una desconocida pieza de piano.

No me lo pienso más, me bajo y busco las llaves. Escucho el sonido del cerrojo que cede ante mi giro hacia la izquierda. Veo la estancia, casi en penumbras. En lugar de encender la luz, cierro y camino a sentarme al sofá. Todo en silencio. Sepulcral.

Pareciera que en penumbras se asimila mejor la soledad. Hay preguntas inevitables que se desplazan por toda la casa hasta llegar a mí: ¿Cómo serás? ¿cómo serán tus ojos?, ¿cómo me mirarás? … ¿Dónde estás?

Han transcurrido algunos minutos. Volteo y veo la larga escalera apenas iluminada por la luz de la luna que atraviesa el ventanal; camino hacia mi recámara que ya me espera con una pequeña y cálida luz encendida: “hay buen cine esperando por ti, baby”, “mucha música que escuchar juntos”, “muchas carcajadas en esta habitación”, “muchas polémicas por resolver juntos”, “muchas miradas y abrazos”, “mucho cariño y silencios” y besos…(pienso, anhelo...)

…muchos besos que me prodigarás sin que yo te los pida; muchos besos que te prodigaré sin que tú te lo esperes.

Pero…

¿dónde estás?, ¿en qué recámara aguardas mientras lees?, ¿en qué calle solitaria caminas? ¿en qué cine estás sin compañía? ¿en qué familia te encuentras, vida mía?

El cansancio del día me vence, se me cierran los ojos y acurrucado en mi almohada estiro la mano...
2

2

12 comentarios:

marichuy dijo...

Auch David

Me encantó este hermoso y desolado relato... de tu anhelante búsqueda.

Un abrazo

Tessitore di Sogno dijo...

AWWWW Davis... Amelié!

Yo me hice durante muchos años la misma pregunta y luego me di cuenta que lo que uno pide tarde o temprano llega, solo hay que ver bien a donde se mira.

Me encantan estos textos que parecen escenas de peli.

Anónimo dijo...

Courage, mon vieux,,,

Miguel Cane dijo...

*Me siento a tu lado, te doy una palmadita en la espalda. Te paso el control de la tele y el DVD, me pongo las palomitas en el regazo y dejo que apagues la luz*

Miguel: Un día.

David: Sí, ¿verdad?

Miguel: Ya te digo. Un día estaremos sanos y sin heridas. Ya verás.

David: ¿Será pronto?

Miguel: A saber. ¿Qué vemos esta noche?

*David enciende la tele...*

marichuy dijo...

David

Debemos hacerle caso -me incluyo- al inteligente comentario de tu visitante anónimo.

Y hablando de otra cosa ¿qué te pareció "Caramel?
A mi me gustó.

Nyman dijo...

Hola Marichuy, gracias…si, a ratos la espera desespera pero cruzo los dedos porque alguien ya aparezca…estoy por poner a San Antonio de cabeza y de ir a bailar a Chalma…pero sí, los momentos como éste son contínuos y sobre todo últimamente en el que me he enredado en situaciones momentáneas en las que nomás no hay futuro ni nada.

Que bien que te agradó. Y claro, como dice nuestro buen amigo de las comas suspensivas, CORAJE! Jeje

Ya te platicaré de Caramelo…

>>>>>>>>>>>>>>>>>>>

Tessitore:

Sí, sí…también eso es cierto. A veces hay que voltear ligeramente y ver alrededor. Igual he idealizado mucho y falta aterrizarme…pero ya ando en otra frecuencia y presiento que “alguien tiene que caer pronto” jajaja…

Y apostar.

El momento de Amelié es buenísimo.

>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>

Amigo Anónimo:

Gracias…sigo buscando…en los lugares que me dijiste, no te quede duda.

>>>>>>>>>>>>>>>>>>

Miguel, me encantó tu adenda. Como buenos cinéfilos que somos teníamos que estar frente a la tele y el DVD jajajaja…
Las heridas sanan, poco a poco, bendito Dios…es sólo que, el hombre es sociable por naturaleza y yo traigo en los genes la ansiedad por la compañía apapachadora…

Pero llegará…

Y aunque tu no opines lo mismo en tu caso, yo creo que también a ti…cruzo los dedos.

Patricia dijo...

Bueno... yo estoy en ese momento de "nunca más en la vida me agarran para eso", así que... :-S

Ojalá se me pegue el optimismo, de leer cosas como estas.

Beso.

Nyman dijo...

Paty, lo cuál me lleva al capítulo 8 del versículo 4 de mi monumental tradao titulado: COMO MATAR EL AMOR, Receta de Cocina en 9 movimientos que a la letra dice:

"...Es cierto también que no hay ánimo para salir a conocer gente, que continuamente piensas: “que hueva empezar a tratar a alguien más” “¿y si me sale igual o peor que la anterior persona?”. No te presiones en ese aspecto, tiempo al tiempo…pero sí trata de ampliar tu círculo de conocidos."

Jeje...

Ánimo...¿sabes que te quiero mucho?

=o)

¿Que sería de nosotros sin los amigos en los momentos difíciles?

Regreso...

Patricia dijo...

Gracias, claro que sé que me querés, pero igual... ¡qué bien hace que me lo digas!

Y mirá que salgo, no te creas. Encerrada, nunca. Hoy salimos con tres compañeras de trabajo, de noche, nos vamos a un lugar que parece muy divertido... No se si ampliará el círculo de conocidos, pero la cosa es que no me quedo en casa.

Besos.
P.

Nyman dijo...

Si algo me queda claro es eso de "la espera que desespera", pero bueno...aquí el punto es conservar la calma y la serenidad y como dicen: "tiempo al tiempo".

Esta bien eso de no quedarse en casa. Yo empiezo a resentirlo y trato de aplicarme. La cosa es no cerrarse y conocer gente.

En fin, ya verás que dentro de poco, ni quien se acuerde de estas etapas complicadas.

Cruzo los dedos.

Coro dijo...

Nyman:

¡Qué lindo escribes!

Nyman dijo...

Gracias Coro, gracias por lo que me dices.

Un saludote hasta allá tan lejos: Cancún jeje