28 diciembre 2009

'Posesión' de Neil LaBute


A Paco Peña, por ser luz guía
en las intrincadas laderas
del cine y la literatura.
.
Siempre he pensado que las películas basadas en una novela exitosa y especialmente premiada, tienen el plus -de inicio- de poder apoyarse en una historia que ha sido redactada con cierto cuidado, con detalles redondeados y en donde a veces es posible encontrar verdaderas hazañas de investigación histórica y la película 'Posesión' puede presumir de ello principalmente porque se percibe, poderosa e indiscutiblemente, una gran novela detrás.

Existe el riesgo casi inherente de que al traspasar a la pantalla un gran libro (como es este caso) de que los resultados que se logren, no serán satisfactorios para el exigente lector o conocedor de la obra literaria y está claro también que solamente los verdaderos genios de la realización podrían lograr superar lo escrito, ya sea aportando nuevos elementos puramente cinematográficos o implantando una visión complementaria (no peleada) con la historia original.


Pero para entrar en materia, hay que retroceder un poco. Se han hecho dos adaptaciones para la pantalla grande de novelas de la escritora inglesa Antonia Susan Byatt. En 1995 se realizó 'Ángeles e Insectos' basada en su libro 'Morpho Eugenia', una interesante metáfora sobre una familia aristócrata de la Inglaterra victoriana estelarizada por Kristin Scott Thomas y Mark Rylance. El film, que pasó prácticamente sin pena ni gloria, comparaba curiosa e inteligentemente, las costumbres de la familia protagonista con las de los insectos (objetos de estudio del personaje de Rylance).

La segunda adaptación, es la que nos ocupa: 'Posesión', la novela con la que Byatt ganó el premio Booker en 1990 y relata la historia de dos investigadores contemporáneos que están a la búsqueda de elementos que permitan sacar a la luz, una relación sentimental que aparentemente existió entre dos connotados poetas de la época victoriana y que el mundo desconoce.

Los escritores (ficticios, hay que decirlo) Randolph Henry Ash y Christabel LaMotte fueron, según lo sugieren las pistas, algo más que simples conocidos. Es por ello que Roland Michell (Aaron Eckhart) al descubrir en una biblioteca unas cartas escritas por Ash LaMotte, busca la ayuda de Maud Bailey (Gwyneth Paltrow) -quien conoce muy bien la historia de la poetisa- para intentar desentrañar el misterio. Poco a poco, al ir encontrando cartas y poemas escritos entre estos dos amantes, Maud y Roland exploran también sus sentimientos, provocándose finalmente que el amor surja entre ellos.

Técnicamente en el film hay una lógica separación visual muy marcada entre las dos épocas (contemporánea y victoriana) que se están representando; este tratamiento hace suponer que los vínculos narrativos entre los cuatro personajes se antojen inexistentes; pero es con el avance del metraje donde se acentúa esa unión, al grado de convertirse en inquietante la transición o traslape entre ambas etapas, que a veces ocurre prácticamente de un segundo a otro (Guillermo del Toro lo hizo con maestría en ‘El Laberinto del Fauno’). Y esto es muy notorio en un par de secuencias pues Maud y Roland, en su afán de llegar hasta el fondo de lo ocurrido, deciden visitar los lugares en donde habitaron Randolph Henry Ash y su contemporánea Christabel LaMotte, situación que facilita el ir recreando paralelamente la historia de los poetas.

‘Posesión’ –el film- también tiene sus errores de ambientación y esto se nota en el mundo de los escritores, sintiéndose plástico y superficial, pues no lograron darle vitalidad y coherencia al ambiente victoriano. Y es que es muy extraño porque todo parece estar ahí, el vestuario de la época, la arquitectura, los objetos; sin embargo, ayuda más el exquisito trabajo de la actriz Jennifer Ehle en su papel de la poetisa LaMotte para hacernos sentir inmersos en esos años, que todos los utensilios colocados en escena.

Y es que Ehle, con su rostro de porcelana, sus finas maneras, su elegante caminar y la ambigüedad que proyecta personificando a Christabel LaMotte, se roba la película. La actriz, con un gran parecido físico a Meryl Streep (algunos recordarán el clásico 'La amante del teniente francés' al lado de Jeremy Irons), logra proyectar sensualidad e inteligencia inquietantes, cualidades con las que logra atrapar al escritor Randolph H. Ash poniendo de cabeza su mundo, quién aún siendo casado y ella con una amante (la pintora Blanche Glover), decide dejarse llevar por la pasión que está experimentando.

Jennifer Ehle y Jeremy Northam
.
La dupla contemporánea (Paltrow y Eckhart) se sienten tibios en escena y definitivamente creo que el film no forma parte de los trabajos memorables de Gwyneth. Me quedé con la idea de un error del guión al delinear su personaje como una mujer dulce y a veces coqueta pues leí que en la novela, su personaje Maud Bailey es fría y distante y no es lo que vemos en la cinta. No hay pues gran diferencia en matices actorales con la Paltrow de ‘Posesión’ y la que vimos en 'Si yo hubiera' (Sliding Doors) o 'El talentoso Sr. Ripley' del desaparecido Anthony Minghella. Sin duda, un personaje más en la línea del que creó para 'Grandes Esperanzas' (hostil y calculadora) de Alfonso Cuarón hubiese dado mejores resultados. Aaron Eckhart por su parte, a quien recordamos por su papel en 'Erin Brockovich' y colaborador habitual de LaBute, realiza un sencillo trabajo actoral con la carga a cuestas de la endeble línea narrativa que une su personaje al de Gwyneth. Esto no parece ser un error, pues únicamente se ciñen al hecho de que la novela da mayor prioridad e importancia a la historia de los poetas Christabel LaMotte y Randolph Henry Ash (Jeremy Northam) que a la dupla contemporánea.
.

Neil LaBute

La cinta es un homenaje a la Poesía, a la escritura; los pensamientos que Maud y Roland van leyendo durante toda la historia son exquisitos, aunque para los que no hemos leído la novela, puede parecer un recurso excesivo la cantidad de poemas que se transcriben y seguramente algunos de ellos no encuentran eco en nosotros porque no tenemos el antecedente de la situación que se está contando (es decir, no se ve en pantalla -¿error de adaptación?-), que seguramente el lector del libro sí conoce; aunque cabe la posibilidad de que la transcripción funja como mero dato ilustrativo y nada más.

Y es que hay una sensación muy grande de que el director LaBute solo está ilustrando lo que el texto dice. No sabría decir si experimentar esta percepción sea benéfica para el espectador (creo que no), pero es claro que es una fuerte indicación de posibles errores en la adaptación de la novela al guión cinematográfico.

Pero hay momentos poéticos que si emocionan y que hacen valer la pena el boleto siendo uno de ellos el suicidio de Blanche -la amante de LaMotte-, pleno de desesperanza y tristeza. Es incluso posible deleitarse con la bella fotografía que logra Jean Yves-Scoffier, que en ciertas imágenes nos hace recordar otro estupendo trabajo fotográfico pero realizado por el australiano Stuart Dryburgh con ‘El Piano’ de Jane Campion; hay que poner especial atención a las imágenes del mar y de ese lago en donde Blanche (Lena Headey) se suicida pues son extraordinarias.

Y hablando de medias tintas, otro que se queda a medio camino es Gabriel Yared con su banda sonora. Hay muchas coincidencias con obras anteriores como ‘El Amante’ de Jean Jacques Annaud y posiblemente de ‘El Paciente Inglés’ pero definitivamente no alcanza esos niveles de calidad. Sin embargo, a pesar de ser casi imperceptible su trabajo musical, sí es posible identificar las bases creadas para ilustrar y diferenciar cada época del film poniendo especial empeño en la partitura clásica (que incluye violínes, teclados y piano) para la etapa victoriana. Pero a pesar de este acierto, la música de 'Posesión', prácticamente puede pasar desapercibida ya que queda reducida a mero acompañamiento de imágenes y aunque es identificable el estilo de Yared, no deja de ser convencional.

Me quedo finalmente con la inquietud de leer la novela. Es evidente porque se siente, que la novela de A.S. Byatt tiene muchísima más fuerza emocional y riqueza histórica. Es evidente también que hay un gran libro detrás; creo que este es el gran mérito del director Neil LaBute en el film: el haber logrado hipnotizarme para salir corriendo a buscar 'Possession' (el libro) y así enterarme, con lujo de detalles (que no encontré en pantalla), de todo lo que acontece con esta gran historia de amor.
.

15 diciembre 2009

Y si...?


A veces me es difícil dejar ir a alguien. Sacar de mi vida. Tomar decisiones en ese sentido me entristece. ¿Qué hacer? ¿poner en balanza y decidir racionalmente aunque el corazón indique lo contrario a lo que se piensa? Y es que los “¿y qué tal si…?” “¿y si cambiara?” (aunque cuando pienso que la gente no cambia, como que la decisión es clara) “¿y si existiese alguna mínima oportunidad y la estoy dejando ir?
.
Me he dado cuenta que con hablar se pueden lograr muchas cosas pero a veces hasta eso me pienso y pueden salir cosas como: “¡Que me busque primero! pero… ¿y si se queda esperando lo mismo que yo?".
.
No sé dejar ir cuando quiero mucho. Me siento tan inexperto porque en el fondo sigo pensando que posiblemente -algún día- me arrepienta de no haber luchado o de no haber hecho mi último esfuerzo (o uno más) que pudiese generar el resultado deseado.
..
Aunque a veces hay tantos detalles que se han presentado en el camino que uno dice: “Todo lo que ha ocurrido no puede ser bueno donde hoy estoy dudando en dejar ir a esta persona”
.
Esto de la voluntad es una de mis materias pendientes y tremendamente pesadas (como esa duda que asalta a Ada, en El Piano); pero entiendo que de aciertos y errores está lleno nuestro deambular por la vida, así que seguramente (tarde o temprano) seguiré tomando decisiones como hasta ahora y tendré que vivir con los resultados.
.

08 diciembre 2009

"Trainspotting DF"

.
Parejas besándose, vagabundos que piden limosna, piratería al por mayor, hombres agarrados de la mano, darketos, emos, punks, tiendas de lencería erótica, puestos de periódico que parecen minis-oxxo (hay de todo), libros baratos, libros caros, películas pornográficas de 10 pesos, taxis dorados con vino, payasitos y limpiaparabrisas en los cruceros y frío, mucho frío… Apretones en el metro, jóvenes que desafían la influenza tomándose de las manos, ojos rojos o cerrados, el cantante ciego con bocinas en mochila mientras es observado con desdén, las señoras vendiendo discos de mp3, la receta de cocina navideña o el chocolate de a 10, “llévelo, llévelo…” La glorieta de Insurgentes, los polis en cada esquina, el smog, edificios y espectaculares desafiando gravedad, el olor a comida, los muchachos reunidos, las muchachas festivas, las medias negras con encaje, los que ven si llevas reloj, los que te ven el trasero y el volumen delantero o aquellos que ni te ven (somos tantos)Es el paso apresurado, es sortear a los cafres, es voltear a todos lados, es guardarte las alhajas, es salir sin la cartera, es tomar con fuerza tu compra, es evitar los callejones solitarios, es desviar la mirada, es hacerte el ‘capitalino’ para que no sobresalgas, gente que va, gente que viene… Es entrar a un Café y antibacterial de una vez, es la señora de 60 con maquillaje de 15 con los tubos mal peinados o la abuelita inmóvil con un niño que te mira sin sonrisa o el maduro con bufanda que adivinas te desea, es el humo del cigarro, es la chava con su cel o el novio fresa que la ve… Es una charla bohemia y gente de aire intelectual, es el arte transpirando por doquier, es el músico en ‘El Péndulo’ o el cine que nunca ves, es Monsiváis instalado en su pose de ‘todo lo sé’, es la variedad de teatros, son las plazas, los tés, es una música clásica escuchándose y cantidad de ropa difícil de creer, es la guapísima andando o el musculoso con alas posando o enfundado en piel… El hotel, el elevador, el botón No. 4, el pasillo solitario, el libro en el buró, lo observo sentado al borde, la tele con franjas multicolores y afuera, afuera el sonido disminuido de autos que desfilan sin fin, adiós calcetines y zapatos, el cobertor protegiéndome del frío, la almohada que me hace compañía, mis párpados se rinden, mi respiración se alenta, “¡cuánta vida tiene el DF!” –pienso-, duermo.

30 noviembre 2009

Regreso a lo básico: Lykke Li

Lykke Li
..
Estaba muy a gusto comiendo palomitas, meciéndome en mi asiento del cine, moviendo nerviosamente mis dedos en el descansabrazos, volteando a ver el reloj con ansiedad y revisando algún mensaje de entrada que iluminaba mi celular cuando me percaté que estaba en el estreno de ‘Luna Nueva’
.
Y es que de pronto, como a media película, el encantamiento me llegó por el oído: me dije: “a ver, a ver… ¿qué es lo que estamos oyendo…?” y recordé súbitamente que el director de la película Chris Weitz podría no ser lo suficientemente competente cinematográficamente hablando pero podía presumir de un buen gusto musical con el que adorna sus cintas y para muestra la afortunada selección de canciones que hizo con su hermano en aquella película del 2002 'About a Boy'.
.
Asi que guardé respetuoso silencio cuando un sonido elegante de un piano de ejecución sencilla pero contundente acompañaba una extraña voz, mezcla de niña con un aire nostálgico… De primera impresión pensé que se trataba de Björk, pero no. La voz era un tanto más magnética, juvenil y atrayente (que ya es decir bastante). Las imágenes que sucedían en el bosque eran en cámara lenta lo cuál contribuía al aire poético del momento…pero, ¿quién canta? –pensé, nuevamente-.
.
Salí del cine con la obsesión de buscar a la intérprete de tan singular pieza y acabé mi fin de semana totalmente sumergido en el material de esta chica. Es sueca, se llama Lykke Li (23 años) y me parece que me he encontrado con tremendo diamante en bruto.
.
Para empezar ya me adelanté clasificándola en la camada de artistas que realmente transmiten algo. Es muy joven pero su rostro (que no es el típico de facciones finas de muñequita de aparador), su forma de interpretar y la simpleza de sus canciones se salen de lo ordinario. La canción que escuché en ‘Luna Nueva’ se llama ‘Possibility’ y es la que seguramente la está poniendo en el candelero a nivel mundial pues la taquilla de la película es alucinante y no faltarán los que como yo, ‘descubran’ a Lykke Li por el film aunque haya sido en el 2008 cuando lanzó su primer y único disco a la fecha: Youth Novels.
.
De aire ‘indie’, la misma cantante conceptualiza su música como 'una mezcla de soul, electro y poderoso y azucarado pop’, lo cierto es que en mi opinión la fuerza de su música radica en la aparente simplicidad de la misma. A veces aparece armada con panderetas, campanas y un par de baquetas (sin dejar de lado a sus músicos, que tampoco son tantos en escena, dos o tres cuando más) que complementan su interpretación y cuya voz me mantiene en vilo pues su timbre pareciera a ratos no llegar a los tonos más agudos o altos pero hay que tranquilizarnos porque todo está orquestado para hacernos sentir esa ansiedad logrando dar los tonos sin complicación. Su voz es una especie de banda elástica que mueve a voluntad y que para ejemplificar elegí un sencillo llamado ‘Tonight’ cuyo video filmado en blanco y negro, una sola toma (al parecer grabado en concierto en vivo) y su interesante rostro (me quedo petrificado cuando lo levanta de perfil viendo a la cámara) dan cuenta de que no se necesita nada más para emocionar hasta la médula.
.



.
Y si de ampliar su rango se trata, escúchenla con su encantadora ‘Dance, Dance, Dance’, al terminar se quedarán con un sentimiento de genuina alegría y eso... es impagable.

24 noviembre 2009

'Luna Nueva' de Chris Weitz


La premisa de que el Cine siempre estará en deuda con la literatura es de todos conocida. Es raro encontrarse con trabajos fílmicos que le hagan justicia al libro del que preceden y con esto casi puedo adivinar el pensamiento de quienes me leen donde aparecen títulos como Blade Runner, 2001 Odisea del Espacio, El Señor de los Anillos, etc. como los ejemplos más afortunados (algunos dirán que incluso superando a los libros, como el caso de la película de Ridley Scott). Del otro lado de la moneda, hay infinidad de fallidas adaptaciones y en los que irremediablemente solemos exclamar: “¡es mejor el libro!” y la lista -que omito consignar por falta de espacio-, sería interminable.
.
Hay sin embargo, algo en lo que no había reparado sino hasta estar viendo ‘Luna Nueva’, la segunda entrega de la saga ‘Crepúsculo’ (vehículo que sin duda hará de Stephanie Meyer la nueva millonaria de las letras) y es una suerte de rayos X que traspasan al libro, lo exhiben y evidencian dejando entrever la pobreza de situaciones maquiladas por su autora que seguramente en el papel se pueden realzar o ‘maquillar’ pero que al traspasar a la pantalla no dan el ancho emocional por mucha realización que el director le invierta al asunto.
.
Trabajo fotográfico del español Javier Aguirresarobe
.
Y me causa extrañeza encontrarme con este vértice porque hace algunos años me sorprendió descubrir el lado opuesto de esta misma situación. Viendo ‘Posesión’ (la película de Neil LaBute realizada de manera correcta pero fría, sin pasión) dejaba entrever -sin haber leído una sola línea del libro-, que la novela homónima de Antonia Susan Byatt escondía entre sus páginas una superioridad narrativa y de contenido poco usual. La sugerencia llegaba por todos lados, pues la cinta me gritaba la riqueza de historia que seguramente se había quedado en el limbo por no tener el director la habilidad de proyectarlo.
.
.
Así que casi pude imaginar el rostro de Meyer viendo como en su ‘Luna Nueva’ sus personajes danzaban en escenarios y situaciones poco creíbles (jóvenes musculosos semidesnudos corriendo por los bosques ante la mirada indiferente de la gente del pueblo como si se tratase de algo habitual); incongruentes, como la violenta pelea entre Jacob transformado en lobo y otro de su jauría a causa de Bella para instantes después ser los grandes amigos de siempre -sentí de verdad que me tomaron el pelo- y la celebración en Europa de una fiesta antivampírica multitudinaria y ¿que creen? en el edificio de al lado con trono y ajuar, la plana mayor de ellos aquí llamados los Volturi. Imaginé pues a la escritora deseosa de salir de la sala a darle delete a ciertas partes de su texto para reescribir giros más emocionantes en su segundo tomo y poder estar al nivel de todo lo que está generando su saga, empezando con noticias de récords de audiencia y el título de bestseller etiquetado en sus libros.
.
.
‘Luna Nueva’ es el melodrama casero, sin duda con mayor presupuesto que Crepúsculo (la primera entrega) y se nota; con una actriz que tiene potencial (Kristen Stewart), otro al que le faltan registros actorales (Robert Pattinson) y uno nuevo que provocó las mayores exclamaciones de la muchachada por la facilidad para quitarse la ropa (Taylor Lautner); efectos visuales regulares, pero con un trabajo fotográfico sobresaliente. Un film que a mi parecer -y aunque suene gracioso- tiene sus mayores puntos en la selección de canciones donde desfilan The Killers, Thom Yorke y una chica nórdica de nombre Lykke Li que con su rola Possibility le da la oportunidad al director Chris Weitz (con mejor desempeño en 'About a Boy') de explorar su vena poética en una secuencia bien lograda en el bosque. ¿Qué más? Ah sí, la banda sonora de Alexandre Desplat se me hizo totalmente artesanal y de encargo y ya como conclusión (demasiados bytes dedicado al film, la verdad) el curioso comentario de mi acompañante que dejó entrever que 'por la cantidad de gente asistiendo al cine, la película tenía que ser buena'. Nada más alejado de la realidad.

Vayamos pues a compenetrarnos con el boom, aunque sea nada más para no sentirnos fuera de este mundo.
.. critica pelicula luna nueva new moon

20 noviembre 2009

...and I don't know why

Hoy ando particularmente sensible. No sé si es el día, no sé si es el clima, no sé si es la gente, no sé si es mi vida…
.
No hay cambio en ella.
.
Y una canción como esta complementa perfectamente mi estado de ánimo.
.
Los de Keane pueden morir tranquilos. Han creado una belleza de canción que curiosamente mantuve por ahí guardada mucho tiempo (años), sin escuchar. De esas canciones a las que uno no presta atención suficiente al comprar el disco, que pasan desapercibidas o que solo suenan ‘bonitas’ sin sentirnos involucrados. Apenas la rescaté y no puedo dejar de oírla, pues me siento muy identificado con la letra aunque si la escuchan detenidamente notarán una música singularmente inspirada.
.
Como dato a saber, la revista Rolling Stone la ubica en el número 28 de las 100 mejores canciones del siglo XXI y The Sun en el 79 de las 100 mejores de todos los tiempos
..
Yo solo sé que me gusta…y me llega a niveles impensables.
.

10 noviembre 2009

Los placeres realmente solitarios


Recientemente viajé a Río Lagartos (en Yucatán) con un compañero (y he de decir, nuevo amigo) de la Maestría. Más allá del anecdotario del viaje, que aún con amenaza de lluvia durante todo el trayecto fue algo realmente satisfactorio, ocurrió un detalle que me dejó perplejo (si, con ‘rpl’) y tiene que ver con la relatividad de las cosas.
.
Íbamos muy a gusto, escuchando música. Yo previamente hice una selección (depuración pues) precisamente para oír cosas agradables en carretera y que no me saliera (al azar) alguna sorpresita inesperada tipo Napoleón, Leonardo Favio o Tatiana (sí, a todos los tengo en el IPOD y ya conté el origen de tales inclusiones). Traté de equilibrar un poco la selección a la hora de armarla pues más o menos conocía a mi acompañante y sabía que, de entrada Lila Downs (y todo lo que sonara digamos tradicional, mexicano, folclórico y a trova) tenía que estar.
.
Pero se me hacía egoísta tratar solamente de alegrarle el oído a él y decidí meter mis gustos; al menos lo más accesible para un compañero de Maestría, léase Nyman (hay temas excelentes para viaje en carretera), Tiersen o hasta Korzeniowski a quién traigo naturalmente de batalla (Danube, no podía faltar, ¡claro!). La Méndez fue descartada por obvias razones, pues mi cuate si algo tiene es un sentido del humor bastante cáustico que me produciría seguramente tener que justificar mis gustos y sinceramente no le vi el caso (ella es para cuando viajo solo y/o sabiendo de antemano que otras amistades comparten esta afición).
.
Así las cosas, me encontré de repente disfrutando a Lila, Caifanes y a Mercedes Sosa que se alternaban peligrosa e incongruentemente con temas en inglés de Coldplay, Depeche Mode y The Killers. También puse agua de mi molino y en plan de relajo le aventé trivias con los primeros segundos de algunas rolas de antología (mientras el manejaba) emergiendo entre carcajadas la tesoro Laura León, Chico Che y su Crisis.
.
Pero llegó el turno de Nyman (digo, ya me tocaba algo personal). Todavía recuerdo que le dije: “oye esta maravilla” y le di play a la primera parte del MGV (Musique à Grand Vitesse) que compuso Nyman para el Festival de Lille en Francia (en el 93); entrarle a MGV es entrarle verdaderamente a la velocidad de las cuerdas de Nyman y creí que mi amigo terminaría rendido.
.
Pero nada, no le produjo nada.
.
Terminó el tema y con un optimismo más receloso, me dije: “Ok, probemos con algo más accesible” y me seguí con Korzeniowski y su ‘Danube’ mientras él se limitaba a imitar gutural y pobremente el sonido repetitivo de tan deliciosa melodía golpeando tenuemente con los dedos el volante y de plano me percaté entonces de que, por ser ‘sólo música’ (instrumental, si pudiese malamente decirse) la experiencia auditiva no estaba al suficiente nivel emocional que los tamborazos de Lila Downs por ejemplo (sin decirlo despectivamente, pues Lila me fascina). De reojo vi el estéreo del auto y sentí tan minimizada toda la orquestación y mi sentimiento que estuve a un paso de subirle más el volumen, voltear a verlo, sacudirlo un poco y decirle: “pero…¿cómo es posible que no te inspire algo tanta grandiosidad?! Damn it!!” (Plaf plaf -Batman dixit)
.
Ni modo. Ya me di cuenta que cada quién anda en su rollo, con sus gustos exaltados y sus dioses intocables. Por lo pronto, escuchar a los míos definitivamente tiene que ser en solitario y disfrutarse a niveles inconmensurables sin compañía, a máximo volumen y con los sentidos puestos totalmente en cada instrumento, en cada movimiento y en cada sonido. Con mi compañero de viaje, mejor terminamos cantando al unísono y a todo pulmón “Bella” de Mijares, mientras los tracks de Nyman y compañía, se perdían discretamente en la profunda vastedad de mi reproductor.
.

30 octubre 2009

Programa doble por 'Día de Muertos'

'Bastardos sin Gloria' de Quentin Tarantino
.
Vi ‘Bastardos sin Gloria’ y no me gustó. Empieza muy bien hasta que llegamos a la parte del homenaje al cine (dentro del cine). No me molestan para nada las libertades que se toma Tarantino con cambiar la Historia (así, con H mayúscula) de lo ocurrido con Hitler y sus huestes. Tampoco me molesta percibir ya un estilo definido que sin duda se le aplaude. Lo que me molestó a ratos (y aquí voy a parafrasear a un amigo que recién me escribió) es que su película se siente hueca, poco coherente (aún dentro de su irreal y aceptada -por los espectadores- trama) y unas ganas de autocopiarse tremendas.
.
Genial a ratos (todas las referencias al spaguetti western), brillante en algunos aspectos (los actores bien dirigidos y la fotografía excelsa), excesiva en otros y es en este punto en particular en donde me atoré: extensos diálogos que hacen peligrar el film pues diluyen la tensión (como que el director sabe que es su sello y lo que le aplaude la fanaticada pero ya se engolosinó), algunos personajes rayan la caricatura (y perdón pero hasta para hacer cine de entretenimiento sin fondo histórico tus personajes deben tener una base que los haga creíbles) y para ejemplo, el mismísimo Hitler, que para ver ‘eso’ que vi, mejor voy y rento ‘Los Productores’ de Mel Brooks en donde lo ridiculizan de forma mucho más que afortunada.
.
A ratos sentí enojo, a ratos descubrí que Tarantino se está perfeccionando y que su firma ya se percibe lo cual es sobresaliente (‘Cine de autor’, le llaman algunos) pero por momentos todo me dio una flojera terrible y la duración de la cinta ayuda mucho a esta percepción. En lo personal, me quedo con ‘Kill Bill’ o hasta con ‘Perros de Reserva’. Hay que bajarle al autoelogio, Tarantino y mil disculpas a los críticos que le aplauden esta nueva obra pero para mí no es lo mejor aunque tal vez sí… de lo que está actualmente en cartelera.
.
'Brüno' con Sacha Baron Cohen

También fui a ver ‘Brüno’. Una mamarrachada marca ACME que dentro de todo, me mantuvo doblado de la risa. Hay que verla con excesiva mente abierta y tratar de entrar a la lógica del humorismo de Sacha Baron Cohen. Hace tiempo vi ‘Borat’ y me pasó lo mismo. Como que el comediante ya encontró su veta y está explotándola a gusto escandalizando a algunas mentes conservadoras. Me tocó ver la cinta en un cine con 10 personas. Dos de ellas, se salieron no bien comenzó la sesión espiritista (de risa loca al no creer tanta vulgaridad expuesta).
.
Ah sí, ¿de qué trata? Pues de un reportero de moda gay (obviamente) con programa en Viena que es expulsado de la élite fashionista por algunos incidentes que ha provocado su desparpajada y escandalizante actitud ante lo cual decide reinventarse y para ello se muda a Estados Unidos buscando el ‘american dream’. Obviamente, el cuate vive en su mundo y en su búsqueda del éxito -que asegura tener cual Midas con todo lo que haga-, va de fracaso en fracaso al tiempo que el film pasa ‘sutilmente’ revista a todas las actitudes en las que caen las celebridades para mantenerse en el top de las revistas de chismes y programas de entretenimiento.
.
Crítica certera a los talk shows, a las labores de beneficencia, a la adopción de infantes ‘malawistas’ y hasta una caricatura involuntaria de un tipo (suerte de misionero) que cree poder convertir en heterosexual a un homosexual; apartado que acarrea las situaciones más cómicas de todo el metraje.
.
Asqueante, vulgar y sucia para muchos, divertida para los menos (entre los que me cuento), lo cierto es que si no te la tomas a pecho, te das cuenta que en este mundo hay cine de todo tipo, estilos y sabores… y esto, si es que a ‘Brüno’ se le puede llamar Cine.
.
Buen fin de semana, feliz puente y sepulcral Día de Muertos.

26 octubre 2009

Escucha a través de tus ojos: Abel Korzeniowski


Si pudiésemos meter a la licuadora el minimalismo de Michael Nyman, el sentimiento y aire polaco de -su coterráneo- Zbigniew Preisner, la frescura melódica de Yann Tiersen, la grandilocuencia del mejor John Williams y la rigurosidad de Wojciech Kilar, la mezcla que se obtendría sería (por ponerle ya un adjetivo) al elegante -musicalmente hablando- Abel Korzeniowski.
..
De origen polaco, Korzeniowski (37 años) vive ya en Los Ángeles donde se ha establecido buscando la internacionalización que le ha traído algunos proyectos importantes en donde sin duda comienza a figurar con letras mayúsculas la música que hizo para ‘A Single Man’ de Tom Ford aunque uno no puede dejar de lado la monumental banda sonora que realizó para esa obra silente de Fritz Lang llamada ‘Metrópolis’ (nueva música).
.
.
Metrópolis de Fritz Lang

Su todavía corta carrera la inició musicalizando algunos cortometrajes, obras de teatro y documentales en su natal Polonia. Multipremiado, Korzeniowski no puede (ni debe) dejar de lado toda la influencia que trae de la mejor escuela polaca como si se tratase de una estafeta que puede portar con orgullo y que le podrían transferir tranquilamente Preisner y Kilar.
.
Pero vamos por partes.
.
No hay mucho sobre él en internet. En Amazon sólo está a la venta un disco ‘Music for Drama’ así que la gran fuente para conocer su trabajo es su sitio oficial http://www.abelkorzeniowski.com/ en donde podrán ustedes hacer un recorrido por prácticamente todo su trabajo.

.

Del sitio, me llamó poderosamente la atención el trabajo que hizo para la citada ‘Metrópolis’ en donde encontramos un trabajo a gran escala: 90 músicos, un vasto coro y dos sopranos que enaltecen las imágenes de Lang. No es su partitura más accesible pero sí es referente de la calidad del artista ante el que estamos. La tonalidad de esta música es obscura pero de detalle elegante (cuerdas que brotan en planos secundarios para acabar posicionándose en el hilo conductual) y coros que le proporcionan al film el aire de magnificencia que requiere (en el trailer pueden apreciar una interesante mezcla de los distintos movimientos).
.



Trailer de Metrópolis de Fritz Lang

Naturalmente pueden acceder también a dos muestras de ejecuciones para ‘A Single Man’ para ir abriendo apetito y familiarizarse con el score de la película. El track ‘Carlos’ pero sobre todo ‘Stillness of the Mind’ nos sugieren una conmovedora y emotiva banda sonora.
.
Por otra parte encontrarán una grata sorpresa auditiva en la música que compuso Korzeniowski para el film animado ‘Battle for Terra’. Jamás esperé encontrar tal calidad de acompañamiento para una cinta de animación. Especial escucha a Life on Terra-First Strike que conjuga la majestuosidad de un coro de niños al inicio (al mejor estilo de Preisner) pero que parte el tema al minuto 2’32 para girarlo completamente y convertirlo en una trepidante combinación de percusiones y cuerdas que dejaría a John Williams o a Hans Zimmer boquiabiertos. Este tema y Hijacking the Ship son verdaderamente emocionantes.
.

Vamos a más. Dense una vuelta por Youtube.Com y aunque no hay mucho sobre el trabajo del polaco lo que encontrarán ahí, los convertirá sin duda en nuevos adeptos. Ahí Korzeniowski nos da una probada más accesible de sus composiciones sin que ello demerite su gran calidad y lo comprobarán cuando encuentren un tema hermosísimo llamado ‘Birdie’ (abajo); continúen el viaje con ‘Dandube’ (una suerte de variante de ‘Birdie’) y finalicen la experiencia con ‘Nowy Dzien’.

.


Escucharemos mucho en el corto plazo sobre Abel Korzeniowski. Ya comienzan a elevarse voces que sugieren su nombre para el Oscar por su trabajo en la cinta de Tom Ford así que preparen el oído y adelántense dejándose llevar por sus exquisitas compocisiones en este pequeño viaje musical que ojalá sea de su agrado. Y por supuesto, cuando escuchen sobre él, recuerden que aquí lo leyeron primero :)

Tip del Redactor: Dado que es muy difícil acceder a su música con el software habitual (Ares, Emule, etc.) dentro del sitio oficial existe la facilidad de posicionarse con el mouse en el nombre de los temas y con el botón derecho, elijan ‘guardar destino como’ para poder descargar toda esa música a sus computadoras.

'A Single Man' de Tom Ford

La novela es de Christopher Isherwood; dirige la cinta un diseñador de modas: Tom Ford y la protagoniza Colin Firth acompañado de la siempre bella y talentosa Julianne Moore. No tengo más datos que los que veo en el trailer: un ‘look’ del film que se siente elegante, hitchcokiano -me atrevería a decir- y que al mismo tiempo recuerda el ‘tempo’ y estilo de Wong Kar Wai. No hay voz en off sólo una maravilla de música (lo cuál me parece acertado y atrae mucho más mi atención) de un nuevo talento polaco llamado Abel Korzeniowski y de quién pretendo platicarles en mi próximo post.
.
Premiada en Venecia, trata sobre un maduro profesor californiano (homosexual) que pierde a su pareja y desde entonces todo deja de tener sentido en su vida.
.
Un par de meses más de espera. El reloj está sonando, escúchenlo.
.
.

22 octubre 2009

Otra vez enamorado...

.
Siempre me había preciado de ser un gran fan de Lucía. Siempre pensé que yo había sido–en su momento- el mejor fan que el mundo podría darle. Pero estas dos últimas semanas, mucha gente me ha hecho ver de lo que realmente están hechos los fans y yo no soy ni por mucho, el mejor.
.
Entrar al foro de Lucía Méndez en Univisión.com es como entrar a un santuario en donde me encuentro con imágenes que invariablemente me remiten a mi juventud: los 80. Fotos, videoclips, presentaciones, telenovelas y discusiones que mantienen viva la llama del cariño por ella.
.
Entrar ahí me hizo recordar y recordé mucho. Recuerdo que en casa teníamos una tele Philco, blanco & negro como de 20” que funcionaba a base bulbos. La única señal que llegaba al pueblo era la del canal 2. Por las noches, la comunidad parecía un lugar fantasma. Poca gente en la calle y todo mundo –mis padres en primera fila, claro!-viendo la telenovela ‘Tú o Nadie’.

.



.
Yo tendría alrededor de 12 años. Y todas las noches escuchaba su tema “Corazón de Piedra” acompañar ese magnético rostro que me hacía fruncir el ceño por la belleza sin par que mi cabecita no lograba asimilar del todo, era demasiada la emoción. Era Lucía y yo llegué incluso a soñar con casarme con ella algún día.
.
No pasó mucho tiempo para empezar a experimentar envidia ante quien se 'le aproximara'. Una familia, vecinos nuestros, se encargo de producirme ese sentimiento cuando, mientras jugaba en el patio de casa, comencé a escuchar los acordes de la canción de los créditos de la novela a una hora inusual: mediodía; pensé que se trataba de una horrible jugarreta pues yo debía tener esa grabación a como diera lugar y no ellos, los vecinos.
.
La situación se complicaba pues escuchaba hasta la saciedad ‘Corazón de Piedra’ por cortesía de aquella familia a todas horas del día. A mis escasos 12 años no se tiene dinero para comprar un kct (ellos tenían el LP y yo debía conformarme con las mini fotos en las que viniera la cinta magnética pues en casa apenas llegábamos a una grabadora Panasonic) y menos un material que sólo se conseguía en una población más grande que quedaba a una hora de camino en automóvil y a la que llegaban toda clase de mercancías de ‘ciudad capital’: el DF.
.
.
Con mucho esfuerzo que se traducía en ruegos a mi señor padre, le pedía que cuando fuera a Pinotepa (Nacional) me comprara el casete y que a cambio yo sacaría buenas calificaciones y que cuidaría la cinta mucho para que no se dañara (era común que se enredara, que le tuviésemos que dar golpecitos para que los rollos de la cinta se reacomodaran, etc.)...tiempos aquellos. Y la recompensa fue mayúscula. Cuando lo tuve en mis manos no pude dejar de admirar a Lucía. Se me hacía preciosa y yo fui el tipo más feliz durante mucho tiempo con mi casete oyéndolo a todas horas (todavía lo conservo).
.
Lo demás es historia.
: .
La seguí en ‘Siempre en Domingo’, casi siempre de figura estelar. Su canción sonando en primeros lugares de popularidad. ‘Don Corazón’ en segundo sitio y ella siempre con una presencia que me hacía latir el corazón a mil por hora.
. .
Compraba el Tele Guía, Notitas Musicales, Vanidades y Cosmopolitan y cuanta publicación me encontrara con su rostro adornando las páginas sólo por verla a ella. Me emocionaba ver las fotografías con lo que mi sensación de ansiedad quedaba satisfecha pues con cada ‘aparición’, la Méndez nunca me decepcionaba.




Ella fue mi estandarte durante mucho tiempo. La estrella que me enorgullecía decir que era mi artista favorita, ‘mi ídola’ (sic) y se los hacía ver a todos sabiendo que era la mujer más hermosa y talentosa, que no tenía par y que no podría venir nadie a imponerme a otra como superior. ‘¡Toma esta, Verónica Castro!’ pensaba cuando las publicaciones insistían en que eran rivales y que el trono de reina de las telenovelas estaba en disputa y la Méndez hacía alguna espectacular aparición en portadas.
.
Así las cosas, me llené de discos, de cajas con recortes de revistas (hoy ya no se qué ocurrió con todo ello, tanta mudanza en mi vida causó estragos a mis fetiches) y en un par de ocasiones acudí a verla en vivo a una obra teatral y a sus ya casi míticas ‘Noches de Cabaret’, proeza lograda si tomamos en cuenta que yo vivía en una ciudad distinta al D.F.
. . .
Mi orgullo por ella se mantuvo prácticamente intacto hasta su telenovela ‘Marielena’ (verla enfundada en rojo en los créditos iniciales con su magnífico rostro llenando la pantalla no hizo más que confirmarme lo que siempre pensé sobre quién era la verdadera reina de la tele). Años después, mi ánimo sólo vivió del recuerdo de aquellas épocas doradas.
.
..
Me negaba a creer lo que le había hecho a su rostro. Pensaba que tenía que dejar el curso natural de su físico y conservaba la esperanza de que sin cirugías y con mayor edad luciera como Helena Rojo (por ejemplo) o alguna otra actriz madura que, seguramente se había tocado la cara pero de forma más afortunada.
.
Así, había venido guardando un bajo perfil que no significa que mi cariño por esta mujer se haya disminuido. Eso no puedo hacerlo. La Méndez está y estará ligada a mis recuerdos y a mi vida. Por eso he seguido de cerca lo que hace y especialmente en los últimos meses. Sus canciones (todas) están en mi reproductor de musica (mi tema favorito es ‘Mi Amor, Amor’ primer sitio de las canciones más escuchadas en mi Ipod), conozco los productos que vende (la señora sigue vendiendo, tanto sus discos -lo sabe perfectamente Sony, su más reciente disco anda ya en el lugar 18 de Amprofon- como los artículos de belleza que ha lanzado); los reconocimientos que le han dado, tanto empresariales como de tantas otras organizaciones (metida en asuntos de inmigrantes, de apoyo a la comunidad homosexual y hasta con su fundación ‘Don Corazón’ para sordos; al tiempo que apoya al talento joven de la moda) y claro, los foros en donde se le idolatra hasta la saciedad.
.



.
Pero últimamente y especialmente desde hace algunas días, he visitado con más frecuencia estos sitios y he sido partícipe de una esperanzadora bocanada de vida que sus más acérrimos y fieles fans le pedían. Lucía se está reinventando. Algo ocurre con su rostro que se ve mucho mejor que el que lucía hace algunos meses. Está delgadísima y acaba de lanzar una reelaboración de algunos de sus mejores temas en un disco que gana con cada escucha aunque uno perciba ya que la voz no es el de la joven que nos embelesaba tiempo ha.
.
Algo pasa con ella que mi corazón da un vuelco y comienza a profesarle otra vez el cariño del fan incondicional, pero es un cariño distinto, maduro…una suerte de reconocimiento a la mujer luchona, a la que no se deja vencer, a la que ha sabido sortear escándalos con una actitud discreta y que le da la categoría ganada a pulso de Diva. Sí, con ella, con Lucía, la palabra adquiere una connotación distinta pues nunca la veremos con desplantes a lo María Félix o Garbo. Lucía se cuece aparte y para mi es Diva por lo que ha logrado, por el profesionalismo que transmite en todo lo que hace y por la sencillez con la que trata a sus fans. Casi se me salieron las lágrimas cuando en un mini homenaje que le hicieron en un programa de televisión hicieron un repaso en imágenes de su carrera al tiempo que ella exclamaba: “¡Cuánto he trabajado…!” es cierto y me congratulé cuando vi todo el recorrido y me di cuenta que yo había sido fiel observador y acompañante de todo ello.
.
.
Para muchos, la Méndez no es perfecta (que si no canta, que si actúa mal, que si su rostro, etc)pero para mí alcanza, dentro de sus posibilidades, un estatus tal que me produce orgullo y es un orgullo con bases pues ha resistido el paso del tiempo.
.
Los fans lo saben y el apoyo leal, fiel y ‘a ciegas’ que noto en los foros está justificado. La orientan con suavidad, le sugieren con anhelos que guardan, la defienden con uñas y dientes cuando alguien osa ‘tocarla’ y le aplauden todo o casi todo con una emoción que contagia. Es un ser humano que nos ha dado tanto (de entrada a sus fans) con todo lo que ha hecho, que lo menos que uno puede hacer es apoyarla siempre y bajo cualquier circunstancia.
.



.
He recibido pues la mejor lección de lo que ES un verdadero fan: un ser incondicional, que se mantiene en guardia siempre, vigilando, monitoreando y publicitando sus presentaciones; que compra pero sobre todo, promueve todo lo que su artista hace, sea o no de su total agrado; que sigue a su ídolo desde su nacimiento, su plenitud y más aún en su decadencia (y no es todavía el caso de Lucía). Es pues una especie de nexo que el tiempo no elimina y que pareciera una marca de nacimiento. Hacerse fan de la Méndez es para siempre y uno no la idolatra hoy y mañana la cambia por Thalías o Paulinas. Con ella, eso no sucede.
.
‘Renovarse o morir’ y somos muchos los que la empujamos –porque así lo deseamos- a renovarse y ver su esfuerzo actual nos hace quererla más y desear protegerla. Vienes fuerte Lucía y me está pudiendo encantar reencontrarme contigo en esta etapa de mi vida y en esta etapa de tu vida. Hoy vuelvo a refrendar que me siento orgulloso de ti, de pertenecer al fiel, selecto y exclusivo grupo de fans tuyos y de pertenecer a la generación en la que vives.
.
La lección ha sido aprendida.
..



.

01 septiembre 2009

Al encuentro de Alicja Bachleda


Alicja Bachleda


Casi pude visualizarme en un bar de los años 40, sentado a una mesa redonda, con una copa en la mano mientras mi cigarrillo despide un hilo de humo que pone el toque bohemio al momento. Entonces aparece en el escenario Alicja Bachleda, una hermosa cantante con rostro angelical, mezcla de una inocencia de la ‘Lolita’ de Kubrick con la mirada experimentada de una mujer que ha vivido y que no es posible dejar de contemplar.
..
La Bachleda posee una voz cristalina que emerge de una cada vez más rara combinación: mezcla de belleza y talento, pero además y como adjetivo clave ‘sensibilidad’; una sensibilidad que seguramente a otras cantantes de su edad (26 años) les debe costar transmitir. Aquí no ocurre así, su sensibilidad te atrapa y por la tonalidad de su voz es perfectamente factible escucharle un pop elegante que la interpretación de algún tema de las divas de antaño acompañada de una gran orquesta.
.

Y es este rango tan dispar el que más atrae mi atención de su talento; este saber moverse con elegancia y sobrada capacidad de un género a otro, es una virtud que no cualquier artista posee.
...
El referente de Alicja Bachleda-Curus me llega por encargo, así que darme cuenta de su calidad interpretativa me supone una grata sorpresa. Yo no me topé con su música por casualidad, ni por descubrimiento propio, lo cual hubiese ocurrido posiblemente de estar inmerso en la cultura polaca; pero en mi caso, no fue así. Por ello me sumerjo en las principales tiendas de discos online mientras veo con decepción que ni Amazon y mucho menos Mixup (en México) poseen material de esta cantante (y actriz) polaca en su catálogo habitual.
...
Recurro entonces a la magnífica biblioteca de YouTube y algunos programas de descarga de música para conocerla un poco más y es así como me encuentro con canciones como My Prayer en tono romántico mientras degusto (¡de verdad!) el sabor de lo que sobrepasa el tiempo; con “Klimat”, muestra de un pop sofisticado y armónico y que la voz de Alicja interpreta sin problema. Agradables duetos con Bartosz Obuchowicz en el tema “Gaj” o con Piotr Cugowski en una grabación del 2004 con ligeros toques de rock llamada “Dotknac Nieba”. Y en este pequeño pero sustancioso desfile de canciones, me encuentro con la cereza del pastel, un tema fascinante llamadoMarzyc Chce”, con melódica base de un instrumento tradicional polaco, cuerdas y coros que completan la experiencia auditiva y en el centro, su voz.
.
.
No hay artificios, ni mecanismos que disfracen su voz y es por ello que la secuencia inicial con la que comienzo este texto suena sencillamente realizable, pienso que las verdaderas cantantes nos pueden propiciar el lujo de echar a volar la imaginación.
.

.
Hay que escuchar pues a Alicja Bachleda aún con las dificultades que supone conseguir su material; prestarle atención a su carrera de cantante (su paso por el cine es otro camino que hay que recorrer) y sin duda notarán que les será fácil sortear la barrera del idioma para percatarse que la música y por supuesto una voz como la de ella, son universales.
.

11 agosto 2009

'Mistake' by Monsieur David

2
Sobre avenida, dentro del auto, Moby irrumpe para terminar de completar la escena. Disminuyo la velocidad mientras el sol amenaza con ocultarse. Una mano al volante mientras la izquierda me toca la mejilla nerviosamente al tiempo que sube para despeinarme en claro signo de ansiedad.
2
Es fácil convertir la mirada en una gran cámara ‘en widescreen’ que me permite ver con lentitud y desdén lo que ocurre afuera de mi transparente escudo protector (me siento seguro aquí, podría manejar por horas sin rumbo definido).
2
Negocios que cierran, las lámparas se encienden…parejas que caminan de la mano, un semáforo me detiene y…
2
Don’t speak to me this way
Don’t ever let me say
Don’t leave me again
Don’t leave me again

2
y otra vez el pensamiento -recurrente en serio- de estas últimas semanas: Estoy verdadera y profundamente deseoso de enamorarme…
.
Y es que, he fijado la mirada en alguien que no sé si le gusto o no, si está libre o no, si hay disposición para conocerme…
-
O no…

I never felt this loss before
And the world is closing doors
I never wanted anything more
.
Y mi corazón se quiebra al recordar que llevo al menos tres meses visitando su lugar de trabajo sin realmente requerir estar ahí…que mi timidez hace acopio de desconocidas fuerzas para plantarme y caminar hacia allí pensando al mismo tiempo que produciré su hartazgo o indiferencia.
.
No sé gran cosa de su vida; mis palabras salen a cuentagotas cuando estoy a su lado como si un parapléjico mental quisiese articular sonidos. Mis manos tiemblan, mi mente vuela mientras mis ojos devoran con fruición toda su humanidad al tiempo que un suspiro desesperanzado debilita mi alma…
.
Don’t hug me this way
Don’t touch me this way
Don’t hug me again
Don’t hug me this way
Don’t touch me this way
Don’t hug me this again
.
Doy un giro a la derecha con el volante mientras me alejo cada vez más de casa, intentando no llegar (estoy cómodo aqui, me siento seguro aquí...)
.
Busco en la bolsa de mi camisa una tarjeta que preparé para decirle mi nombre, para darle mi teléfono y por no dejar, mi correo. Sonrío mientras recuerdo que debí haber desperdiciado al menos una docena de ellas tratando de poner mi mejor letra o porque mis números no guardaban congruencia en tamaño y forma...pero, tenerla es señal de fracaso, de buenas intenciones que se han quedado en mero ejercicio de la imaginación con diálogo maquinado previamente y que mi boca jamás pronunció…
.
I never felt this loss before
And the world is closing doors
I never wanted anything more
.
Soy un tonto (y me consumo).
.2
Y escucho las voces insistentes de familiares y amigos que me dicen “¿por qué no lo has hecho? ¡llevas meses asi!” mientras mi mente me hace la jugarreta de imaginar que me acompaña en el auto, que se carcajea a mi lado por algo que dije mientras dice mi nombre constantemente y yo sonrío como estúpido…
.
Don’t let me make the same mistake again
Please, don’t let me make the same mistake again
Don’t let me make the same mistake again
.
No sé, tal vez mañana sí lo haga, como me he repetido en al menos un par de semanas. Y cruzo los dedos y pienso que las cosas difíciles son las más duraderas o al menos las que mas se disfrutan. Y rezo para tener la valentía y sobre todo, para que las condiciones se den para decirle que ahí estoy, que me llamo David y que cuando quiera ir al cine o a tomar un café, me llame
.
...y por Dios, diré que SÍ.
.
I never felt this loss before
And the world is closing doors
I never wanted anything more
Please, Don’t let me make the same mistake again
Please, Don’t let me make the same mistake again
2
2
Mistake de Moby

31 julio 2009

Musiquita: Lily Allen y "Not Fair"

Siempre me ha gustado ver que artistas contemporáneos recurran a la onda retro para ponerle imagen a sus canciones. Disfruto mucho esas recreaciones tal vez por la fidelidad que consiguen al retratar aquellos tiempos (que en lo personal no me son tan lejanos).
.
Y es que ver a Lily Allen (una cantante inglesa que no conocía sino hasta hace apenas un par de semanas) ‘actuando’ esta deliciosa y pegajosa canción, me pudo provocar las risas más genuinas que haya yo tenido de unas fechas hacia acá.
.
Chequen ustedes por favor su vestimenta, tipo ABBA; los pasitos que se avienta, ¡la actitud!, la escenografía (que sin exagerar me recordó los sets de SIEMPRE EN DOMINGO haha) con todo y animalitos; los músicos y su actitud de flojera irremediable y además uno de ellos señalándole a la cantante algún error; los pasitos de la vocalista y como cereza del pastel, las verdaderamente divinas coristas que son de antología, maravillosos remedos de Dolly Parton en sus mejores épocas.
.
Que disfruten esto que traigo de batalla en el Ipod, tanto en video como en Mp3 (en lo que regreso en forma y que no me olviden) y si pueden, échenle un ojo a esta cantante que por el solo hecho de venir de tierras británicas merece nuestra atención.
.
.

07 julio 2009

Un vistazo a 'El Casamiento de Raquel'

-
Siempre es emocionante ver a una actriz cambiar el registro –actoral- con el que ha desarrollado la mayor parte de sus películas. Ayer fue el caso de Anne Hathaway en el más reciente film de Jonathan Demme y debo decir que me emocionó mucho su trabajo. Pensé que Demme lo había logrado nuevamente ya que este cuate tiene una mano muy especial para sacarles lo mejor a los actores con los que trabaja.
2

Y Rachel Getting Married no es la excepción. Filmada muy al estilo Dogma (y le decía en tono de broma a un amigo que con tintes blairwitchescos), la cámara se adentra en ese mundillo de los preparativos de la boda de Rachel (Rosemarie Dewitt), mientras vemos los festejos, reuniones, música y conversaciones de familiares y amigos, alrededor de la pareja matrimoniable con rituales emotivos de recuerdos y palabras gratas.
2

Y en ese mundillo ideal irrumpe Kym (Anne Hathaway), que llega de su reclusión en una clínica de rehabilitación por su adicción a las drogas para asistir especialmente al evento de su hermana. Kym es la hija/hermana incómoda, la que uno desea permanezca con bajo perfil mientras se pasea por la casa, pues ante cualquier palabra que externe uno sabe que puede haber consecuencias. Kym es como una bomba de tiempo, la mina oculta en la superficie y ello dota de una tensión exquisita al film y lo que hace brillar especialmente a Anne Hathaway.
2

Es pues un drama correctamente construido. En lo personal me encanta la dicotomía que supone la tragedia de esa familia -en la que Kym participó activamente algunos años atrás- vs todo el convencionalismo que suponen los preparativos y festejo de una boda en donde la felicidad parece ser el común denominador.

Vemos pues a Kym dando muestras de su carácter rebelde: el acostón inesperado con un invitado a la fiesta, su berrinche por ser la dama de honor en la boda y los enfrentamientos -sublimes, por cierto- con la Rachel del título y posteriormente con su madre (la presencia con tablas de Debra Winger). Kym sin embargo logra redimirse y el perdón viene implícito; este momento lo vemos delicadamente realizado cuando en el cuarto de baño, Rachel lava a su hermana las heridas mientras observa en su piel el nombre que Kym lleva literalmente a cuestas y que no le permite ser feliz.
2

No hay mucho en contra de la película de Demme. Tal vez un tanto de metraje menos hubiese redondeado al film con acabado perfecto; no sé…menos fiesta tal vez, pues tanto jolgorio amenaza tenuemente con diluir la profundidad del drama detonante de todo.
.
Por lo demás, se nota el buen gusto musical (no hay película de Demme que no de muestras de ello), el gran trabajo con sus actores y esa cámara nerviosa que capta eficazmente miradas nostálgicas, escurridizas ó insistentes de todos los que participan en la trama; todo con un tono de realismo y cotidianidad al que uno no puede abstraerse y que amenaza en varias ocasiones nuestra tranquilidad de simple espectador.
.
Siempre he pensado que el trabajo de Demme es muy interesante, pero especialmente lo que logra con sus actores que por lo general terminan siendo ‘Oscareables’. Nada más hay que recordar lo logrado con Jodie Foster, Tom Hanks y Anthony Hopkins que guardan sendos premios logrados por la dirección de la mano mágica de este estupendo realizador y en este caso, Anne Hathaway sinceramente, no debió ser la excepción.
2

24 junio 2009

El peor piropo de mi vida


Ayer me dijeron, en una reunión que tuve (sentados a la mesa 4 personas), el peor piropo que se le puede decir a alguien. El Contralor, que viene cada mes a revisarme cifras, contaba la anécdota de que conoció a alguien que se metió en broncas económicas terribles por una mujer. Ante la pregunta curiosa de mi jefe directo cuando dijo más o menos esto: “¿pero que le vio? ¿al menos estaba guapa?”, el contralor respondió: “No, no, horrible la mujer, de verdad fea…vamos, si él hubiese sido mujer (señalándome) sería guapo al lado de la mujer esa…”
2
Todos rieron pero yo si sentí algo en la garganta y no sé si decir que por ganas de vomitarle encima o un nudo para llorar porque alguien me dijo “guapo” (cualquiera que haya sido la circunstancia y el enfoque) jaja
2
Hoy amanecí pensando en todo lo que un subordinado debe padecer en ciertas ocasiones con tal de no agriar un momento ante una de las máximas autoridades de la empresa (a nivel corporativo) para la que se trabaja.

Ni hablar, algún día se revertirán las cosas.
2
P.D. Y aclaro que el (la) de la foto de arriba, no soy yo.
2

18 junio 2009

El mensaje oculto de los 37


Falta poco para terminar la Década Prodigiosa, 3 años más y se acabó. Creo que eso me permite hacer un balance y en mi caso decir que esta década, en el fondo, me está dejando insatisfacciones aunque al reverso de la moneda, mucho aprendizaje.
.
Hasta este momento en esta década he conocido el DESAMOR (con mayúsculas), la infidelidad, las relaciones tormentosas, la apertura sexual (aquella que no se consigue cerrando el ojito y enamorando), la soledad; enfermedades que nunca antes había sospechado empezaran a aparecer como esas dolencias estomacales, las riesgosas sexuales (que tienen a un amigo prácticamente viviendo en una esfera de cristal); a que ya no entras en ciertos círculos juveniles, a que se disminuyen fuertemente las probabilidades de estar con alguien; a los problemas monetarios por deudas contraídas más grandes que en toda tu vida; a que empieza la decadencia física, a que los intereses amorosos cambian y ya mejor sueñas con alguien viviendo a tu lado cuando ahora todo es más independencia y cada quién en su casa y si nos vemos, bien gracias; a verdades que iluminan la existencia, a pensar de cuando en cuando en la muerte, en lo hermoso que puede ser un amanecer; en que te debes cuidar físicamente en este mundo donde impera la belleza física o donde al menos es la llave para que alguien te permita entrar en su campo de visión y después le maravilles con tu mente; en la competencia -fuerte y desgastante- laboral, en que tienes que seguir preparándote, en los posibles planes (de entrarle a la docencia, más adelante en mi caso) futuros, en los planes de pensión; en cómo será Dexter cuando tenga algunos años ó este viejito, si permanecerá conmigo; si llegarán mas amigos; que si el calentamiento global, la crisis monetaria, la influenza o el huracán y sobre que otras desgracias nos depara este mundo en los tiempos por venir.
.
Hoy cumplo 37 años y no lo digo con facilidad y debe ser por algo que en el fondo me da miedo explorar. Me he dado cuenta de que todo es cíclico, que hay tiempos en los que estoy con ánimo de ejercitarme físicamente, otros de pasármela viendo tele y películas todo el tiempo libre que tengo, que vienen personas, que otras se van o algunas que uno mismo las saca de nuestro camino por salud mental pues no se quisieron dar cuenta que tenían a ALGUIEN enfrente y mejor decidieron la misma vida vacía y libertina de siempre huyendo a los compromisos, pero…
.
Hoy que cumplo 37 años también me percato que bajo este ciclo relativo, el AMOR puede volver a aparecer en donde uno menos se lo imagine. Y si no es Amor, es algo que se le parece mucho y sólo por ese hecho es relevante. Hay una luz en el camino, muy débil, muy tenue, esperanzadora de que puede surgir alguien y es al menos de momento, gratificador y motivante. Me ayuda a levantarme temprano, a desear continuar haciendo ejercicio, a ‘ponerme guapo’ y llegar a la oficina con otro ánimo y sobre todo a mantener como estúpido y de manera permanente una sonrisa que tenía tiempo no mostraba tan genuinamente.
No me hago ilusiones, no forzaré nada; me conformaré con observar y dejar que las cosas fluyan por si solas. Dios, me doy cuenta con qué poco puedo estar feliz. Hoy pues estoy feliz y eso curiosamente, no parece poca cosa.
.
Felices 37, David.

11 junio 2009

De esto se trata todo...

2
Llego un poco tarde al cine, aún así alcanzo a sentarme con ligera ansia y cansancio repentino producto de la subida de escaleras -damn!- y de caminar de puntitas en el pasillo (se debe sentir feo que te pisen los pies) y me enfilo al asiento mientras escucho a la niña mamona a mi espalda decir: “tenemos un papá pirata”
2
Decidí venir solo, así que me pongo a tono; es decir, de observador distante de lo que me muestran en la pantalla como si fuese yo un ‘comprador escéptico’; con compañía, otra hubiese sido la tónica (la sonrisa permanente, el voltear y prestar oído a cualquier comentario nimio, etc.)
2
En esas estoy cuando veo a Christian Bale en el trailer de Terminator. Corriendo, gritando, disparando, trepado en autos, en franca persecución. Y pienso: 'Este cuate... lo que hace para entretenernos; las compañías productoras, el tiempo invertido, el dinero…’
2
Es pues toda una maquinaria montada para entretener a los humanos (los humanos eh? nótese la profundidad del sesudo momento) en su paso por este mundo. Wao!…'en su paso por este mundo’
2
Y sigue el comercial de Cinépolis con su segunda versión de los estrenos cinematográficos acompañados con música que parece de Bob Sinclar. ¡Cuántas películas! ¡cuánta gente involucrada! ¡cuánto tiempo! (pienso nuevamente)…para entretenernos.
2
Justo en esa reflexión, recuerdo la noticia del fundador de la empresa para la que trabajo que murió recientemente -y a una edad avanzada- y pienso que la compañía se la dejó a sus hijos y seguramente éstos harán lo mismo con sus hijos…
2
…y pienso en como los humanos cambian de empleo, en cómo se van de un lugar para vivir en otro, en cómo se casan, en cómo están en una oficina varias horas al día, en los que van en sus autos, los que están en la escuela, en los que saliendo se van a casa, duermen y se levantan para volver a la rutina del día anterior, para llegar el viernes (ó sábado) ir al cine (o leer, o ver tele, etc.) y… que alguien los entretenga…como a mí (o debí decir YO?) en este momento...
2