15 diciembre 2009

Y si...?


A veces me es difícil dejar ir a alguien. Sacar de mi vida. Tomar decisiones en ese sentido me entristece. ¿Qué hacer? ¿poner en balanza y decidir racionalmente aunque el corazón indique lo contrario a lo que se piensa? Y es que los “¿y qué tal si…?” “¿y si cambiara?” (aunque cuando pienso que la gente no cambia, como que la decisión es clara) “¿y si existiese alguna mínima oportunidad y la estoy dejando ir?
.
Me he dado cuenta que con hablar se pueden lograr muchas cosas pero a veces hasta eso me pienso y pueden salir cosas como: “¡Que me busque primero! pero… ¿y si se queda esperando lo mismo que yo?".
.
No sé dejar ir cuando quiero mucho. Me siento tan inexperto porque en el fondo sigo pensando que posiblemente -algún día- me arrepienta de no haber luchado o de no haber hecho mi último esfuerzo (o uno más) que pudiese generar el resultado deseado.
..
Aunque a veces hay tantos detalles que se han presentado en el camino que uno dice: “Todo lo que ha ocurrido no puede ser bueno donde hoy estoy dudando en dejar ir a esta persona”
.
Esto de la voluntad es una de mis materias pendientes y tremendamente pesadas (como esa duda que asalta a Ada, en El Piano); pero entiendo que de aciertos y errores está lleno nuestro deambular por la vida, así que seguramente (tarde o temprano) seguiré tomando decisiones como hasta ahora y tendré que vivir con los resultados.
.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Amar implica asumir riesgos. Algunas veces el resultado no es lo que nosotros hubieramos esperado, sin embargo cuando creo que lo has dado todo y has entregado cada parte de tu ser, al final te darás cuenta de que por tí no quedó.... La vida es un ciclo y todo lo que hacemos se regresa a uno, así que no tengas miedo de amar aunque eso implique algún sufrimiento..

Un abrazo muy fuerte (que te haga sentir querido)

Ciao

Nyman dijo...

Ahhh, Palabras Sabias...

¿Por que no me dejan saber quienes son? Damn!!

Si, si, ya sé que importa la opinión pero a veces me gusta ponerle rostro a sus respuestas =o(

Pero gracias, de verdad que fue iluminador lo que comentas.

Un saludote desde Cancún

Jeanne dijo...

Si no estuvieras cometiendo equivocaciones, no estarías tomando decisiones.

A veces hay que cerrar los ojos y dejarse llevar por esa luz que te dice lo que tienes que hacer.

Un saludo hasta tu paraiso.

J.

El vigía de la Torre de la Vela dijo...

Sí, equivocarse es la dura tábula rasa que tenemos en nuestras vidas para aprender a toamr decisiones en este caso. Creo que el disco de Nyman&MacAlmont te vendría bien...Un cordial saludo desde Granada.
P.d: buena pluma, eh?;)

Ben dijo...

David, sólo paso para desearte una feliz Navidad, un próspero año nuevo y que te la pases muy bien con todos tus seres queridos.

Abrazos!