05 febrero 2009

'Caramelo' de Nadine Labaki

Para Marichuy,
por su sensible inteligencia.

Caramelo es una cinta bonita, que se deja querer. Esta coproducción franco-libanesa trae el denominador de la comedia que encanta, de historias de mujeres que sienten, que vibran, que sufren. La cinta no ofrece ningún destello ni descubrimiento propiamente cinematográfico, es sólo el candor de lo que el cine de esas latitudes (léase el iraní, por ejemplo) nos entrega. La difícil tarea de retratar lo sencillo y lo cotidiano más allá del idioma que nos separa y de los recur$os con los que se cuenta. Caramelo es pues el universo cerrado de una peluquería y este grupo de damas que sufren los rígidos cánones por los que atraviesan las mujeres libanesas, sus desesperanzadas historias de amor y esa búsqueda (cada una a su manera) de una felicidad que se antoja lejana.
2

La protagonista y directora Nadine Labaki (guapísima, por cierto), lidera al quinteto femenino. Su personaje, Layale, es hija de familia y se encuentra sumergida en una relación prohibida que la absorbe y le tambalea el mundo provocando que su personalidad se vea afectada. Esta mujer vive esperando la llamada, el claxonazo del auto que la espera en la calle, se mete a hoteles de mala muerte para tratar infructuosamente de encontrarse con su amante y lo peor, es que tiene literalmente enfrente al verdadero amor encarnado en un tímido agente de tránsito y no lo percibe.

De hecho, uno de los momentos más delicados y sublimes en la cinta es el diálogo imaginario que sostiene este par: uno en la cafetería al otro lado de la calle mientras observa a la fémina hablar por teléfono, mientras ella conversa –en realidad- con su amante, el hombre casado. Uno ya no pide más y el momento paga el boleto pues la secuencia está tratada con una delicadeza (femenina y se nota la mano de Labaki, hay que decirlo) que uno termina contagiado del sentimiento que proyecta.
2
Nadine Labaki

Así, vemos desfilar las otras historias secundarias, no menos importantes e igualmente seductoras: la mujer que se descubre homosexual; la madre de familia madura que infructuosamente se aferra a su deseo de volver a actuar y cuya vida transcurre entre castings irritantes y peinados especiales para verse más joven; o aquella que recurre al bisturí para recomponer su virginidad en una sociedad que no permite el deslíz pre-matrimonial y en cuyo tema Labaki pone los momentos más cómicos del entramado ridiculizando por completo esa mentalidad retrógrada que impera todavía en esas regiones.
2
2
La quinta dama pone el momento agridulce. Una costurera entrada en años que cuida a una hermana con trastornos mentales y que dentro de su locura mata de risa a los espectadores pero condena a su hermana a la soledad y a no permitirse una nueva oportunidad ante un amor maduro mientras la situación económica precaria que atraviesan, hace agua por todos lados.
2
Caramelo bien podría haberla refinado la mano de Almodóvar ó hasta la de Leconte, uno con experiencia en historias corales de mujeres y el otro retratando universos cerrados y sensibilidades. Sin embargo, Labaki saca adelante el proyecto decorosamente, de forma muy económica, casi irrelevante, poco llamativo…pero con la sensibilidad y la identificación que sólo una mano femenina puede imprimirle a historias de mujeres.
2
La cinta fue premiada en San Sebastián y no me extraña, creo que en estos tiempos este tipo de cine tiene que ser revalorado y premiado; me refiero a aquel que con pocos recursos y palabras, te deja algo…en tu interior.
2

21 comentarios:

Paxton Hernandez dijo...

Hey, Sex and the City Región 3.

Miguel Cane dijo...

Qué bueno que te gustó, Davis.
La buscaré... aunque tengo tan mal asociada la palabra "Caramelo" y sus derivaciones...

;)

Abrazos.

marichuy dijo...

David

En mi humilde opinión -la de alguien que no es, ni presumirá jamás serlo, un crítico de cine-, decir que "Caramel" es "Sex and the city región 3", me parece una expresión ofensiva (y de paso fuera de lugar: Beirut no tiene ninguna pretención de parecerse a New York y las mujeres de "Caramel", lejos están del bluff y snobismo que caraceriza a las protagonistas de la serie televisiva gringa).

Anyway. A mi si me gustó el film y creo que lo aprecié en su justa dimensión, pues tal como tu lo apuntas: ni tiene pretenciones de ser lo que no es, ni está lleno de snobismos y bluff -esto último lo digo yo. Es una historia sencilla, cálida y común. Y más de una de sus protagonistas, me pareció cercana a cualquer mujer terrena (no como las idealizadas consumistas y -supuestamente- sexualmente liberadas damas de "Sex and the city").

Mil gracias David por esta reseña y sobre todo, por tu dedicatoria:
"sensible inteligencia".
Una vez un maestro de la Facultad me dijo: "la inteligencia sin sensibilidad no sirve de gran cosa"

Un abrazo

Patricia dijo...

Esta es la segunda vez que leo lo de Sex and the City comparando esta película con la serie.

Me gustaría saber si los que opinan eso vieron la misma película que yo. Y que David, y que Marichuy.

Esa comparación no tiene lugar, sobre todo porque la película tiene una sensibilidad, tal vez basada en eso que dicen por acá de que los personajes son muy reales, que la hacen encantadora. Me parece que compararla así es simplificar demasiado una película como Caramelo. A mí, obviamente, me gustó mucho.

Saludos!
Patricia

Champy dijo...

Uta...... no recuerdo si alguna vez te he visitado, pero lo que son las cosas... mira en que ocasión vengo a dar a tu sitio.
1a por que le dedicas esta entrada a mi celebérrima COMADRE.
2a porque tocas un título que mi en lo personal me gustó bastante.
3a porque si, me parece lejana y abismal la distancia entre Sex and the city y Caramelo, entre Beirut y NY, aquí yo ví sensibilidad , diametralmente opuesta a la banalidad, aqui yo leí intensidad, que no la comodidad disfrazada que gozan las protagonistas de la mentada "región 1"... pero en fin, hay quienes nos maravillamos ante una charla transparente y hay quien ante un vestido de saten...

Saludos y Mucho gusto.

Filiberto dijo...

Hallo Herr Neimann!

Long time no see. ¿Y qué onda con el conformista? Ya la estudié como cinco veces. :(

Saludos y welcome back my friend to the show that never ends.

Paxton Hernandez dijo...

Sin ser ningún fan de la vomitiva Sex and the City, sí voy a argumentar que fallan en ver las coincidencias. Que ahí están a la vista.

El mundo de la banalidad de NYC es algo que siempre ha oprimido a Carrie Bradshaw y cía, pero lo que siempre termina por ser valioso, importante en esa cosa, es esa amistad, esa solidaridad entre mujeres, esa sensibilidad, esa "charla transparante". Lo demás, al menos para la serie, vale queso: los vestidos, las joyas, los acostones precoces etc., etc.

El mundo de Beirut es lo opuesto, un mundo en que las mujeres están sometidas al varón culturalmente, pero ahí igual, en esencia lo más "valioso" de sus oprimidas vidas es eso: la amistad incondicional, la solidaridad entre mujeres, la sensibilidad, la "charla transparente". Lo demás, para la película, vale queso: la opresión del Islam, la falta de oportunidades para la mujer.

Entonces, sí, Sex and the City Región 2 (me había equivocado de número). Tan es así que podemos usar el lema de una película para las 2: Lovers come and go, but frienships never go out of style.

Si esta película, idéntica en casi todo, fuera de gringas granjeras oprimidas, no sé, en Arkansas, ya la hubieran destrozado. Pero como es francesa-libanesa, así, exoticona.....

Nyman dijo...

Vaya que se ha armado la polémica aquí. Bueno, me declaro en desventaja: no he visto y no pienso ver SEX & THE CITY (película, ni serie) pues lo poco que vi (cuando anunciaban la serie) se me hizo de una banalidad mayúscula. No dudo que tenga sus cosas, miren que llevarla al cine es porque seguramente había de donde cortar…pero bueno, el punto aquí es Caramelo que como describo, no es ostentosa ni nada por el estilo.

Creo que si se trata de compararla en su caso con el asunto americano, mejor la metemos vs Magnolias de Acero y/o How to make an American Quilt (con la Ryder, que ya se me olvidó como le pusieron en español) ó tal vez con alguna otra tipo Boys on the side (con la Gooldberg) y hasta Tomates Verdes Fritos haha…

Pero bueno, sin afán de echarle más leña al fuego, supongo que decir que Caramelo es Sex & The City Región 2 (ó 3), resultaría en tener que ir en este momento a buscarla a mi videoclub favorito…=o)

Saludos Paxton (agradable sorpresa verte por estos lares), Marichuy (no tienes nada que agradecer y tu diste la pauta para comentar sobre la peli), Paty (besos) y Champy (que ya habías entrado tiempo ha lo recuerdo perfecto y te agradezco te des tu vuelta nuevamente hehe)

>>>>>>>>>>>>>>>>>

Miguelón: Alguien me comentó que seguramente tendrías malos recuerdos con el nombre de la peli…encima hay dinerito francés metido, pues peor haha…pero eso se olvida.

Consiguela…siempre es fascinante ver a un grupo de mujeres reunidas ensimismadas en sus obsesiones y desventuras amorosas y estéticas jaja…

>>>>>>>>>>>>>>>>>>>

Master Fili: Había que renovar baterías…y heme aquí. Retomaré EL CONFORMISTA por supuesto, tiempo hay…y de sobra jaja (nótese mi pretexto).

Muchas gracias por no olvidarte…hay varios temas que he subido por ahí por si gustas darte una vuelta…ahh y una foto (sin nombre), me encantaría conocer tu opinión.

Regreso…

Paxton Hernandez dijo...

Ahí sí fue mi error y estoy completamente de acuerdo, Davis.

Esta película sí es Magnolias de acero o Tomates verdes REFRITOS región 2.

Y saludos hasta Cancún. Aunque no te comente luego, sí te tengo en mi feeds del Google Reader por lo que siempre que hay una entrada, allá cada 3 o 4 meses te leo. =P

Nyman dijo...

=o)

Estimado visitante del INEGI de Aguascalientes??? What? Yo te hacía en el DF!!! jejeje

Sí, algo me habías comentado sobre que me habías puesto en la modalidad esa que mencionas (tatanka, las altas tecnologías googlerianas todavía no les he explorado como se debe) y te agradezco de nuevo...

Por cierto, felicidades pues ya te veo hasta en la sopa: festivales de cine, Cine Premiere, blogs de quien sabe quienes, no, no..no y ahora en el INEGI? jejeje

Saludotes de nuevo.

Champy dijo...

Pues devera que se puso bueno el asunto!

Es gratificante leer que la diversidad de opiniones, sea quien sea que haya marcado la pauta, nos muestra ángulos que dentro de la sala escaparon a nuestros ojos, por la causa que sea.

En nuestra madurez para entendernos, está nuestro crecimiento.

Yo lo busco.

2046 Saludos a todos.

Anónimo dijo...

SANTO, SANTO, SANTO, SANGRE, SANGRE, SANGRE.

Patricia dijo...

Ahora sí... No me choca tanto la comparación con Magnolias de acero o Tomates... Aunque lo de "refritos" igual, es evidente que implica cierto desdén por esta película que estamos tratando... pero para gustos los colores.

Pero. Igual no creo que fuera como para destrozar la película si fuera en Arkansas, de hecho es cosa de esperar un par de años para ver la versión gringa de Caramelo.

Lo único que sí, puedo admitir que puede tener en común es el tema de la amistad entre mujeres y el apoyo entre ellas. Eso sí, una cosa extraña: yo veía la serie Sex and the City, sin ser fan, pero la veía. Pero ese tema de la amistad sólo me saltó a la vista como un "plus" de la serie cuando vi la película. Hay una parte en particular de la película donde eso queda bien a la vista, y de una forma muy conmovedora, que en la serie no se notaba.

En la serie, la cosa quedaba hundida entre los zapatos y vestidos de marca, y nada más. Admito que ahí estaba todo el tiempo, pero no lo había visto seguramente: demasiados fuegos artificiales. Si bien la película no aporta gran cosa, ese aspecto de las 4 mujeres sí queda muy en relieve.

De todos modos, insisto en que S&tC tenía una superficialidad que ahogaba cualquier otra cosa. Y no creo, la verdad, que Carrie & Cía estuvieran oprimidas por esa banalidad: al contrario, convivían con ella y su meta era confundirse en ella. Más allá de que rascando un poquito todas fueran menos huecas.

Es como dice David, Caramelo deja algo en tu interior. Para que eso pasara con S&tC tuve que ver años de serie y recién con la película... ¡mucho tiempo!

Saludos!
P.

Patricia dijo...

David: a la de la Ryder, por acá en cable la vi con este nombrete:
"Recuerdos de amores pasados".

Madre mía. Besos.

Filiberto dijo...

Hallo Herr Neimann!

Pues para la foto sin nombre, el título que me gusta es:

"En la orilla de Panthalassa"

Saludos

Paxton Hernandez dijo...

Y hay algo que tengo que confesar. Yo NUNCA ví la serie. Sólo la película.

:)

Jeanne dijo...

Monsieur David,

Con la exquisita dulzura que ha hablado de esta película no puedo por menos que verla tan pronto como el destino me lo permita...sin falta...sin duda...

:-)

Por cierto, me llevo su enlace en una bolsita para colgarlo en una de mis perchas...

Nyman dijo...

Hola Champy, si, se puso bueno el encontrón. Ya tenía rato que no veía que una cinta causara tantas participaciones jaja. Caramelo tiene lo suyo y la prueba es que estamos hablando de ella.

Saludos WongKarWarianos…

>>>>>>>>>>>>>>>

Mi estimado amigo de las comas suspensivas…¿dónde anda? Ya veo que está trabajando contra el tiempo en blogspot…muchos saludos y que acabe usted pronto.

>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>

Paty, pues ya viene la segunda parte de Sex and the City para el cine jeje…así que seguiremos viendo asuntos de mujeres en pantalla. De antemano pienso que no la veré.

Insisto en el asunto de que las pelis pequeñas “que dejan algo” empiezan a ser premiadas. Hay que seguir de cerca lo que ocurrirá con la uruguaya “GIGANTE” que en la Berlinale se perfila como una de las ganadoras. Ya nomás de leer de lo que trata, se me antoja buscar el póster y ponerlo en “LA PELICULA QUE ESPERO”.

P.D. Cierto, en México le pusieron el mismo título a la de la Ryder…apenas la recuerdo: la colcha les quedó padrísima jajajaja…

>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>

Master Fili,

Cambiaré en este momento el título de ese post. Me gusta bastante el título elegido. Ya me pusiste a investigar y eso no cualquiera jeje.

>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>

Paxton, a veces me tranquilizas enormemente jajajaja.
Saludotes.

>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>

Jeanne, bienvenida. Ya te dejé mensajito en tu hermoso (en serio) sitio. Muy agradecido de que me pongas en tu listado también. Y sí, a ver Caramelo, al menos para corroborar todo lo que aquí se dijo de la película. Ya me contarás tu experiencia.

Patricia dijo...

Parece que arrancó con fuerza "Gigante". Despacio, pero firme, va al cine de acá.

Besos
P.

Coro dijo...

Nyman:

Pero que más pronto que mañana mismo voy a conseguir Caramel...

Qué gusto encontrarnos en el paraíso cancuneño, ¿verdad que sí? Y hoy tenemos el clima estupendo, con la luna grandotota (quiero dar envidia a los de las cities) además está fresquita la noche.

Muchas gracias por tu visita a mi blog "Del diario Cancún", ha sido un honor. Ya te puse en mis favoritos, pero del "Intermedio literario" (que es donde tengo las modernidades)...

Me pondré al corriente con las lecturas de tu blog y nos veremos seguido por acá. La reseña de Caramel me invita, me invita... muy buena.

Saludos cancunenses. Ha sido un placer este descubrimiento.

Ps. Gracias a Marichuy ;)

Nyman dijo...

Coro,

Muchas gracias. Caramelo estuvo exhibiéndose en Cancún, toda una rareza que ese cine llegue a corrida comercial en este olvidado lugar (de los distribuidores del buen cine). La he visto en DVD en Mixup pero región 1 sin subtítulos en español. Yo creo que no tardan y la lanzan a región 4...sugiero esperar pues los precios astronómicos de la región 1, ya no aplican para estos tiempos.

Te mando un gran saludo esperando interactuar frecuentemente...