28 septiembre 2007

Sesión de cine familiar: HOSTAL


Pudo más la obsesión que observo en un singular personaje de sobrenombre “Paxton”, que mi resistencia a ver lo que una mente perturbada (y claramente no irreal) pudo imaginar y que plasmó inquietantemente en la pantalla Eli Roth en esa película llamada Hostal y que por fin –después de muchos pretextos y barreras autoimpuestas- terminé viendo.

Desde su estreno, me había estado resistiendo a verla. Leer que había desmayos, gente vomitando y saliéndose del cine no me provocaron mayor deseo de pararme en las salas, ni me movieron el morbo, ni nada. Salió en DVD y tampoco me llamó la atención rentarla. Y es que mi justificación iba porque después de haber visto Audition de Takashi Miike ó hasta esa barbaridad (que a muchos no incomoda y agrada) llamada Saw (James Wan, 2004), pensé que el cine no tenía ya nada que ofrecerme en ese género; claro, hablando de ejemplos recientes porque si nos remitimos a Tobe Hooper y su Texas Chain Saw Massacre, pasando por todo la filmografía existente de asesinos seriales y gore al por mayor, el antecedente se incrementa y en consecuencia encontrar algo nuevo bajo el sol es tarea casi imposible.

Pero ver tanta devoción en el blog “Paxton at the Movies” hacia la cinta de Roth (el director) causó que en una ida a Costco (y en paquete doble aderezado con ‘El Exorcismo de Emily Rose’, 2005) la comprara y que terminara viéndola en fin de semana acompañado de la familia comiendo ‘palomitas de maíz’, que incluía entre otras sagradas figuras, a mi madre sentada en primera fila lo cuál me preocupaba bastante pues si hay algo que a mi progenitora le disgusta sobremanera son las escenas de sexo (siempre termina diciendo: “sí claro, si eso les gusta ver, ¡les fascina!”), ensangrentados y por supuesto, las cosas de ciencia ficción y/o fantasía pues piensa que le quieren tomar el pelo jeje. El caso es que a la par de la preocupación por tener tan amplio y heterogéneo público sentía una especie de ansiedad por esperar que la experiencia no terminara en un tremendo fiasco churrero que me hiciera suspender la función a la mitad de la cinta ó antes.

Lo interesante del asunto es que aunque uno siente que la anécdota ya está más que contada, la experiencia se vuelve mórbidamente ‘atrapante’ y pasada la primera media hora casi no hay momento de respiro, lo cuál me parece sumamente meritorio. La historia, que obviamente ustedes ya conocen porque seguramente vieron en su momento la película, es sobre tres jóvenes norteamericanos (bueno dos, pero se agrega un tercero) que viajan a Europa en plan de placer y claro, a la búsqueda de experiencias sexuales que hagan que valga la pena el viajecito. Pero se topan con una organización que se dedica a vender la posibilidad de torturar a los incautos que llegan a caer en sus redes, cobrando por ello cantidades estratosféricas a algunos millonarios que por lo visto ya no tienen en que gastar su dinero y que quieren experimentar emociones nuevas aunque para ello le provoquen el más terrible de los sufrimientos y la muerte a las víctimas, que usualmente son extranjeros a los que muy difícilmente alguien buscará.
2

Reconozcamos que más allá de los méritos cinematográficos de la cinta (que tampoco son tantos y más bien yo diría que es una cinta regular), su efectividad radica en todo lo que puede generar en los espectadores. Los que veíamos Hostal en casa, pasamos del estupor inicial que da la inquietud de saber que lo se verá nos escandalizará en determinado momento (es decir: ¡a ver a que hora!) a las expresiones de sorpresa, agobio y gritos de “¡ay dios mío!” (algunos lo decíamos en inglés por aquello de practicarlo jiji) cuando empezaban las torturas, los bisturizasos a los pies, taladrazos, machetazos y balazos.

Porque obviamente que el morbo de toda la concurrencia estaba presente y fue entonces cuando comprendí qué era lo que provocaba ese fanatismo de mi cuate Paxton: un carnicero destazando cuerpos en un cuartucho con singular alegría que hace recordar a Mónica Cervera en una secuencia de 'El Crimen Ferpecto' de Alex de la Iglesia ó al carnicero creación de Jeunet y Caro en la francesa ‘Delicatessen’ (1991), mutilados, dedos que una víctima (el tal Paxton, que no es más que el personaje héroe de la cinta) intenta recuperar del suelo sin que lo vean, y sangre, mucha sangre regada por todos lados (cuál “El Descenso” de Neil Marshall), todo con un aire de fascinación desagradable (sic) ante la que uno no puede permanecer inmóvil.

2

Pero más allá del asunto sangriento, grande fue mi sorpresa al ver reacciones de mi hermana o de mi madre gritando cosas como: “Uy, yo le hubiese dado otro mazaso en la cabeza a ese desgraciado” WTF!! Ó “¡¡¡si, sí, que le corte la cabeza o ya que le dispare!!!” y que me cae de nuevo el veinte: Hostal tiene cualidades catárticas, la sensibilidad de los espectadores se pone al límite y puede, en determinado momento, provocar estas expresiones liberadoras de deseos (obviamente irreales) tan profundos cuando se observa como esos seres de mente retorcida reciben su castigo.
2
Finalmente la experiencia (que no es para nada ‘familiar’ como lo sugiere el título del post) es bastante buena pues aunque Hostal no ofrece nada nuevo en el género es increíble como una cinta de este calibre puede liberar cosas que seguramente no diríamos en la vida real y en nuestros cinco sentidos… ¿o sí?
2

11 comentarios:

Paxton Hernandez dijo...

Hostal tiene cualidades catárticas, la sensibilidad de los espectadores se pone al límite y puede, en determinado momento, provocar estas expresiones liberadoras de deseos (obviamente irreales) tan profundos cuando se observa como esos seres de mente retorcida reciben su castigo.

Mi estimado Davis, me fascinó tu apreciación (sobre todo la parte que aquí arriba apuntas) y cómo relataste esta experiencia "familiar" jeje, de la película y creo que ahora entiendes porque me parece tan fascinante la peli de Roth.

José Felipe Coria, sobre esto mismo, la llamó el año pasado "una película que lograba la hiperestesia de las sensaciones", es decir, o colocarte en la silla del victimario o en la de la víctima. De genios.

Jaja, todavía me asombra que hayas invitado a toda la familia. Excelente.

Un abrazo hasta Cancún,

Miguel Cane dijo...

Bueno,bueno, cadena de regalos...

Yo hago "Monsieur Hire" para David, David hace "Hostal" para Paxton...

¿QUIEN CHINGAOS HARA UNA PARA MI?

;) :P

Abrazos a ambos dos, carnales.

Patricia dijo...

Ay, me van a matar. Yo no sé qué me pasó, si fue que leí tanto de gente cayendo redonda de la impresión, de gritos y horrores varios,o si uno ya está medio hecho a ver películas "truculentas", no sé... que cuando la vi no me movió demasiado.

En serio. Pensé que era peor. Me quedé con cara de "¿y tanto lío por ésto?" Sobre todo después de evitar cuidadosamente verla, una vez que me decido!

Encima me dio por ironizar, porque después de que el pobre muchacho va a buscar a la chica del taladro, con todo lo que pasa... la muy ingrata... se mira en un vidrio (si no me equivoco) y ya saben lo que hace.

No niego que el tema de los millonarios pagando cualquier plata por torturar gente, tiene su paño para cortar. Pero la verdad, me quedé un poco decepcionada, después de tanto leer sobre la cinta.

La vi en cable, tarde de noche, en Cinemax. Únicamente que la hayan cortado, pero me parece que no lo han hecho con otras...

Saludos!
P.

Wii dijo...

Ahh, recién te comentaba que esa experiencia catártica que describes con Hostal la percibí también en Villa perra (Dogville) de Von Trier al final de la cinta con la decisión de Grace... claro que no la contaré para quienes quieran verla, pero ¡qué fuerte!

Porfa, no veas la dos... la sentí muy comercialona ya, y aparte hay por ahí un par de "misscasteses" que bueeeno.

Saludos Ny

Anónimo dijo...

Errrr....

Aclaración a Master Miguel Cane...

Cof, cof, cof...

Errr... Resulta que alguien ya escribió UNA para usted:

http://groups.msn.com/CineVisiones/cinedeartedvd.msnw?action=get_message&mview=0&ID_Message=1509&LastModified=4675592360709314855

El problema es que se escribió cuando no existían dos blogs ahora muy visitados (uno alimentado casi diario, y al otro le empiezan a dar su máiz -¡por fin!).

Faramir.

Anónimo dijo...

Saludos a Patricia (al sur del Sur) y a Paxton (jejejejeje) y al Nyman (ya ví 2046, todo al tiro menos el final, que verdaderamente me indignó como pocos finales en los años recientes). Pero la película es muy disfrutable (lentona, Dora dixit). Pero por cuestiones personales detesté el final: I LOVE HAPPY ENDINGS!

Miguel Cane dijo...

Querido Frank,

¡Es verdad!

Y en su momento, la leí la aprecié y la atesoré.

Nomás es para hacer desvariar al David, que se queja de que uno anda muy social por otros blogues y acá las tortas...

Pero se le quiere igual

Y un chorro
(De hecho, se les quiere mucho a los dos)

MC

marichuy dijo...

David
Yo por más no pude y hasta ahora me he dejado vencer por un cierto temor.

Quizá una noche de insomnio me anime.

Saludos cordiales y felicitaciones porque tu si te animaste

Nyman dijo...

Hola PAXTON:

Pues sí, comprendí perfecto porque te atrae la peli y claro que por una u otra razón se convierte en pieza clave dentro de mi dvdteca...jeje de algún problemilla me ha de sacar cuando alguien llegue y quiera ver algo..."impactante" jejeje..

Y algo se aprende todos los días: en la vida había oído eso de "hiperestesía", interesante concepto.

Saludotes y agradecido de verte por aqui.

==================

Y Faramir vino a mi rescate JAJAJAJAJAJA...vientos Peña! Ya me estaba empezando a sentir culpable cuando Cane lanzó su enojo nacional...pero bueno, yo que digo si sigo esperando una crítica tuya de algo (ya lo que sea, por Dios) de Leconte jajajajajajaja...

Ejem..no perdamos la compostura..

Ahhhhh..asi que ya viste 2046! Mmmmm...eso de que no te gustó el final porque te gustan los finales felices me sonó total y absolutamente subjetivo jejejeje...así que, tomo por muy buena la experiencia de ver 2046, Peña...

Ojalá algún día nos regales tus impresiones sobre esa peli de WKW.

Saludotes Faramir.


=====================

Wii

Sí, Dogville es igualmente catartica pero aqui si siento que lo que le hicieron a la Kidman, fue peor que las torturas que realizan en Hostal, al menos no tan sangrientas pero igualmente crueles...

¡que cosa!

Por eso evito ver el cine de Lars Von trier, le encanta echarle chile piquín a la herida y aderezarlo con limón y sal.

Aghh!

Y despreocúpate, no veré Hostal 2...ya leí al mismo Paxton decir que...6? jeje

Saludotes.

=======================

Hola Paty,

Si nadie dice que es una Masterpiece jejeje pero si la siento efectiva en varios aspectos. A mi no me dieron ganas de vomitar ni de desmayarme jeje, pero si la encontré entretenida, mentalmente saludable jajaja (es catártica, pues) y lo que más disfruitaba eran las reacciones de mis acompañantes al evento...eso es imapagable! jejejeje...

Te mando un abrazote hasta el sur del Sur.

==================

Marichuy

Tienes que verla...no con ese aura de que es una peli que te va a afectar o que te va a producir los desmayos multimencionados, pero si siento que alguna virtud le vas a encontrar. Me encanta la secuencia del carnicero haciendo tasajos jejejeje se nota que el tal Eli Roth disfrutó/ se divirtió filmándola.

Abrazos Marichuy y cuando la veas, ven y platicanos la experiencia.

Anónimo dijo...

Caray, yo que me la paso patrullando sitios y luego de cinco días, 8, 9, 10, 11 y hasta el 12 detectó la respuesta Nymanesca.

¡Échele máiz al pollo pa' que se vuelva gallo!

F.P.

P.D. Deck is Human jajajajaja.

Arkturo dijo...

Hostal de tarantino

a mi la verdad es que, no me llama mucho la atención el cine de terror

aunque dicen que esta cinta está en contracorriente con lo que el cine de terror brinda, no me jala mucho para verla.

Cine Familiar, que chungo sonó eso

x'D