04 septiembre 2007

Mi vida irreal


Ocurre que a ratos creo que mi vida real, está siendo opacada o mejor dicho, absorbida por mi vida cibernética. Continuamente me pregunto que estaría yo haciendo de no pasar tantas horas frente a una computadora. Horas que definitivamente tienen que ver con la oficina, pero también con Internet. El blog, las conversaciones con amistades vía Messenger, contactar personas (asunto del que profundizaré en otra ocasión) vía chats, enterarme de la vida de amigos a través de sus páginas personales, escribir correos a familiares que tiene tiempo no veo, enterarme de la última película de mis directores favoritos, del último CD, de la letra de aquella vieja canción que me recuerda mis años dorados de juventud, ver clips de video de episodios de ‘Los Años Maravillosos’ y demás antigüedades, sexo…

¿Qué estaría yo haciendo si me desenvolviera en la vida real?

Pienso que estaría escribiendo un diario... platicaría largas horas por teléfono, amistades y amigos me escribirían cartas, tomaría un cuaderno y escribiría a mis familiares -en consecuencia tendría que desplazarme en auto o caminar a la oficina de correos-, leer periódicos para ver que estrenaron en cartelera, ir a las tiendas de discos a checar las novedades, buscar entre los cuadernillos de los CD’s la letra de aquella vieja canción que tanto me gusta, buscar en mis VHS esas grabaciones de series de televisión que seguramente no hice y…salir a antros, centros comerciales, bares o restaurantes para conocer a alguien y en el más corto de los planes, conseguir sexo…

Parece que la red ha venido a simplificarme la vida, pero… ¿no les parece inquietante como una cosa ha desplazado –hasta cierto grado- a la otra?

Pero así como he ganado tiempo siento que he perdido algo y no sé bien que es. Tal vez el contacto humano, familiar ó la magia de conocer a alguien sea para amistad o cuestiones amorosas.

Últimamente he tratado de ‘estar más en el mundo real’, ese que detallo aquí arriba, aunque en el fondo siento que lo virtual ya es inherente al mundo en el que vivo y en consecuencia a mi vida.

Pero los abrazos, caricias y besos tienen que ser reales… ¿no les parece?, así que todavía vamos de gane pues no nos perderemos (no tan pronto) en esa todavía incierta alternativa de lo virtual.

13 comentarios:

marichuy dijo...

Hola David,

Coincido contigo, si bien la tecnología, en este caso el Internet, nos ha facilitado buena parte de nuestras actividades cotidianas -laborales, estudiantiles y personales-; también lo es que nos ha alejado de ciertas cosas. Ahora mandamos besos y abrazos virtuales, hacemos cartas en la compu y las mandamos por e-mail. Y aunque ello significa ahorro de tiempo, también implica cierta frialdad. Por ejemplo -y se sueno como del siglo XIX- creo que no hay nada igual a recibir la esperada carta de un amor, un amigo, pariente, escrita de su puño y letra; ni que decir de los besos y abrazos. Ay Dios, que cursi soné.

Lo anterior no obsta que yo me esté volviendo adicta al Internet, vaya que la navegada es adictiva.

Saludos cordiales,

Ben dijo...

Yo siempre he sido un ser solitario y me moriré siendo solitario, por lo que Internet para mí ha sido una bendición. Jejeje

Pero tienes razón, el contacto humano se ha desplazado en el mundo virtual, por acá ya ni siquiera tienes que pedir pizzas por teléfono, ya lo puedes hacer por internet.

Abrazos virtuales mi amigo cibérnetico. Jojo

Anónimo dijo...

Hi!

I called you last Sunday but I wasn´t lucky to reach you. That was too bad. Hopefully, I will talk to you soon.

XOXO

Miguel Cane dijo...

Davis, Davis,

¿Pues qué te digo?

El mundo virtual se vuelve muchas veces tan importante que el real, porque están intrínsecamente conectados.

La cosa es saber dónde comienza uno y dónde termina el otro.

Yo por ejemplo, ahora dependo del ciberespacio para ganarme la vida y para estar en contacto con mi familia y contigo y todos los que se quedaron allá...

...pero también hago una vida aquí.

Así que supongo que es cosa de encontrar un justo balance entre ambas cosas...

Aunque seguro ya te dí güeva porque siempre que planteas esta clase de cuestiones, yo siempre te doy esta clase de respuestas que abogan por una solución intermedia.

En fin.

Abrazos desde este Finisterre.

Anónimo dijo...

Don David... y hablando de cuestiones virtuales solo por este medio nos comunicamos estando tan cerca.

Mira, yo el Internet lo uso solo de 9 a 7 de la noche de lunes a viernes. Es decir en mi trabajo. Y no te voy a mentir, en esos horarios de ves en ves me distraigo para suntos como este.

Lo que si te digo es que no quiero ponerlo en mi casa, me resisto a que el Internet invada mis tiempos libres. No quiero que ni yo ni mi familia entren en una dinamica de estar todo el dia metidos frente al monitor.

No es que sea malo... pero quiero disfrutar del mundo real mas que el virtual.

Lo que si es que lo que para uno no es tan bueno, para otros puede ser magnifico.

Saludos.
Toño.

el chico de la chaqueta azul dijo...

te entiendo perfectamente. esa misma pregunta me la he hecho yo a menudo y no veo clara la respuesta pero de momento aquí seguimos..un saludo

Anónimo dijo...

NYMAAANNNNNNNNNNNN !!!!

Echale maicito a tu blog !!!!!!!

Senses & Nonsenses dijo...

los besos y las caricias tienen que ser reales, físicos. lo virtual nunca sustituirá a dos pieles estremeciéndose.

un abrazo.

Jose dijo...

"El mundo cibernetico simplifica las relaciones humanas, mas no las hace mejores o mas amenas, David".

Es verdad que caemos en el hecho de que nuestra vida gira siempre en torno a la red para casi cualquier cosa.

Para los amigos y seres queridos en la distancia resulta hasta modico, pues atravez de un simple chat o e-mail, podemos estar al dia con todo lo que les acontece a ellos.

Pero si somos realistas queda ese vacio o ese 'desinteres' de nuestra parte y es entonces cuando la relacion se vuelve hasta fria.

Y sin embargo; nada mejor que escuchar el repiqueo del telefono; escuchar la voz del amigo (a) o familiar y decirnos que esta bien...eso es lo mejor.

No hay como a las 4 de la tarde de un dia cualquiera te llame un amigo y te invite al cine, o le llames a alguno de ellos para invitarle un cafe o a cenar.

Eso es lo mejor.
Mi vida gira en torno a la red, pero llega un limite que te hastia -a mi me hastia- y es entonces que prefiero el mundo real. Aquel que puedo;
ver, sentir, y tocar.

Mi vida siento y creo que es mas productiva y satisfactoria cuando; No me limito a un ordenador para saber o ver a alguien especial en mi vida, cuando salgo y rio o tristeo con mis amigos y veo la lozania de sus rostros.

Saludos!.
(ya regrese de Veracruz)

Jose4

Nyman dijo...

Marichuy,

Todavia recuerdo cuando decían que mandar cartas personales hechas a máquina (de escribir) era una especie de falta de respeto, cosa por supuesto hoy ha quedado en el olvido. Y coincido, era padre recibir cartas por correo (aunque hay una alegría casi similar cuando se abre la bandeja del hotmail jaja) entregadas por el cartero...tiempos pasados que no volverán (de hecho todavia no me explico la permanencia del Servicio Postal Mexicano).

Te mando un gran saludo Marichuy.

==============

Hola Ben...pues sí, nada es enteramente malo jeje y lo que a unos nos gusta menos para otros se vuelve importante. Finalmente la inquietud se debe a esa especie de tradición ó forma de vida en la que anteriormente la tecnología no estaba tan presente. Pero casi puedo imaginar a las nuevas generaciones leyendo cosas como las que le comento a Marichuy diciendo "uts! que flojera vivir como vivian" jaja...

Abrazos cibernéticos de regreso mi buen amigo.

==============

Hola CP

No recibí llamada a mi celular el lunes...y si hablaste a la oficina antes de mediodía lo comprendo perfecto que no me encontraras porque ese día me la paso metido en juntas media mañana.

Pero aqui ando eh? y te debo líneas jejeje...

Regreso contigo.

====================

CANITO,

No me das hueva jeje, me abres el panorama con tu visión, créeme. A veces cuando uno piensa que se está mal, viene una opinión -como la tuya- que dice: "tranquilo, tranquilo que esto tiene sus ventajas aunque hay que saber medirle el agua a los frijoles" jaja...

Así que gracias por la tranquilidad, aunque no lo creas.

Te mando abrazos hasta Finisterre

===============

TOÑO,

Hablando de las posibilidades.

Mira, por ejemplo yo tengo internet en casa porque resulta que no me gusta meterme a navegar (en plan de entretenimiento) en horas de oficina. So, aprovecho para hacer mis ondas (como darle mantenimiento -esporádicamente, debo decir- al blog, chatear con familiares y amigos y escribir correos) que en la chamba pues no puedo por imágen y porque no es lo correcto...

Creo que en tu caso, haces bien. Especialmente porque tienes dos seres a los que hay que brindarles atención y cariño, aquí el punto es uno que anda de solitario (como Ben) jeje.

===============

HOLA CHICO!

Son cosas que inquietan ¿no? Y es que luego me pregunto: ¿sería la misma magia si tu y yo nos encontráramos tomando un café en algún lugar?

En tu caso, yo creo que si, eh?

Saludotes hasta España

==================

Faramir, ya le eché unos granos de maíz al asunto jajajaja...perdón pero, la vida real -de momento- me está absorbiendo demasiado...Pero ya regresaré en forma pues veo que ya no me visitan como antes ;*(

Pero aqui sigo, eh?

Abrazote para un cada vez menos presente (también) FP ;oP

================

SENSES!

Agradable leerte por estos lares. Sí, el encontronazo de cuerpos físicamente nunca será igual al que realices virtualmente jeje... Sin duda. Hay un nervio en todo el asunto que es lo que nos hace sentirnos vivos...y eso no se compara con nada.

Abrazos hasta...España tb. :o)

==================

JOSE,

Esto es como dice Cane, hay que saber hasta que punto permanecer en un medio y en el otro. Si alguien te pide a gritos su atención ó comienzan los frialdades en el mundo real, es que le estás dedicando mucho tiempo al virtual...Aguas!, cuando uno se da cuenta, las relaciones han cambiado y eso no debe suceder.

Abrazos hasta...donde andes jeje.

==============

Regreso.

Anónimo dijo...

I´m singin' in the Red
Just singin' in the Red
What a glorious feeling
I'm happy again!

Roger dijo...

David:
Por supuesto que estas en lo cierto, aunque en mi opiniòn es mas agradable el intercambio de ideas en forma fìsica, ya que sucede que mirando a los ojos a tu amigo o acompañante, puedes precisar que tanto te està diciendo la verdad o que tanto està mintiendo.
Ademàs de que es mas agradable como tu dices, intercambiar un fuerte abrazo de amistad o bien de amor o simpatìa.
Saludos de Inès y Roger quienes no te olvidamos y somos tus lectores cautivos.

Nyman dijo...

Señor Roger, me da gusto leerlo por aquí. Ya tenía rato que no o veía por el blog, asi que esto es una grata sorpresa.

Es curioso, me pasa que por mi forma de ser, cuando termino de platicar con alguien -en persona- siempre me quedo con la sensación de que "debí decir esto..." cosa que no me ocurre con la escritura, donde me explayo mucho mejor...en ese caso en particular, ambas formas ofrecen sus ventajas y desventajas, pero es cierto...el valor de una mirada y como nos puede mover el mundo, no se compara con leerlo.

Saludos hasta Veracrú.