13 febrero 2008

Regaderazo "prodigioso"


Bajo la mirada al suelo mientras sendo chorro de agua cae por mi cuerpo y pienso:

“36 años este año…36”

No sé si estar preocupado. No sé si estar feliz. Supongo que esto es lo menos probable dado que estoy pensando que cumpliré 36 y lo repito.

“Dentro de poco seré un cuarentón…¡Dios santo…un cuarentón!
“Encima, soltero…”

Me enjabono el rostro y pienso que debo apurarme para irme a trabajar. Pero me quedo un rato más bajo el agua tibia, como en relajamiento, en trance.

“Ya viene el fin de semana. ¿Qué hacer ahora? ¿Ver películas? ¿Viajar a cualquier parte que me quede cerca? ¿visitar amistades o familiares? …¿leer?...¿arreglar mi casa?...¿ver mis pendientes de ropa?...”

A veces siento que la vida se me está yendo muy rápido. Sin querer, estoy teniendo otro momento de lucidez pensando ahora en…la edad.

Y es que recuerdo perfecto cuando mi madre tuvo esta edad y en su momento pensé: “Uy, cuando yo tenga esa edad?!...¡me falta mucho!”

Un amigo me decía: “David, se nos está yendo la vida! ¡ya se terminó otro fin de semana!”

“Tengo que conocer gente…Damn it! ¿Estaría yo pensando todo esto de estar casado y con hijos?”

No lo creo. Estaría más preocupado en ver por mis hijos, que si el calzado ó la escuela ó sus problemas de adolescentes, si fuese el caso.

Lo peor es que ni me voy a casar ni voy a tener hijos, por lo que parezco predestinado a padecer este tormento psicológico en forma contínua y cíclica. Siento que habría que pensar en un tratado sobre los intereses que deben prevalecer en las personas que no estarán destinadas a tener una vida “normal” (casorio e hijos), para no padecer angustia ó ansiedad y enfocarse a ello.

Creo que hoy nada más y para no seguirme torturando, me haré “wey”…aunque no creo durar mucho tiempo en ese estado (disculpen ustedes este pequeño bonus de mi subconsciente).

“O.k. ¿qué ropa me pongo?”

2

19 comentarios:

Anónimo dijo...

Errr...

Casorio e hijos NO garantizan no padecer angustia o ansiedad.

¿Te sientes así a los 36? Dejáselo al Vetarro que cumplirá 62. ¿Cuarentón? Chale, ¿qué me dejas a mí a los 54? ¿Me voy al mandado y me quedo con el cambio?

Dicen que lo único que no tiene remedio es la muerte. Claro, hay condiciones y calidades de vida que son del nabo... pero no creo que sea el caso de todos los que entran a este blog.

La cuestión es: sí no se tener todo lo que se desea (¿Buda tenía razón?) entonces hay que lograr lo posible dentro de lo probable, lo cual no impide que se tengan objetivos y metas a mediano y largo plazo.

Finalmente, no me ande pensando mal de LA DÉCADA PRODIGIOSA. Cuando se fue, entonces se descubre que SI era la PRODIGIOSA.

Tú amigo, el de las,,, siempre patrullando por tu blog todos los días.

Roger Cortes Carrillo dijo...

No estoy de acuerdo con tu filosofía de la edad. Tu caracter tan optimista y positivo como todos conocemos, no embona con esta manera de pensar. No es tuya. Así que no nos engañes con estos spot.
Te queremos todos y queremos que actés como realmente te conocemos.
¡ Viva la vida! ¡Viva del amor! ¡Muera la tristeza!

Inés y Roger

Ben dijo...

Si te preocupas por la edad, te pasarás el resto de tu vida siendo miserable ya que no nos hacemos más jovenes con el tiempo. Lo mejor es sólo disfrutar y olvidarse de lo que la sociedad espera de nosotros. Por lo menos eso es lo que yo creo.

¿Y casarme y tener hijos? ¡Dios me libre! En primera ya somos demasiados en este mundo y en segunda te quitan tiempo, dinero y energía, preguntale a mis papas. Jajaja

Deje de preocuparse y busque algo en que entretenerse ;) Muchos abrazos mi querido David!

Filiberto dijo...

Hallo Herr Neimann,

Hago constar aquí que el Master Peña tiene toditita la boca llena de razón. Yo por mi parte, empecé a sentir que la vida estaba corriendo en forma vertiginosa a la mitad de mi primera veintena de vida. Y nótese que en ese entonces no estaba casado ni nada parecido.

Tu situación no se deriva de no tener una vida "normal". Voy a abrir aquí un paréntesis: nótese que "normal" es simplemente un término estadístico. ¿Qué es la normalidad? Es nada más y nada menos que el valor más probable.

¿Y qué significa el valor más probable? Si habláramos del clima en Cancún, podemos decir que lo más normal es que en un día escogido al azar no haya un huracán. Pero el saber esto no es gran consuelo cuando llega un huracán por allí.

Si no eres economista o demógrafo o mercadólogo, ni te preocupes por la "normalidad." Nadie en particular tiene una vida "normal." Hay tantos parámetros en la vida de uno que solamente podemos alegar "normalidad" en aspectos específicos de nuestra vida, el cúmulo de ellos no definen nuestra "normalidad".

¿Normalidad es edad? En México la edad promedio de los habitantes es aproximadamente 15 años. Yo estoy bien lejos de esa edad. ¿Soy anormal? En México el común de la gente no tiene educación superior. Yo sí la tengo. ¿Soy anormal? En un sentido estadístico sí lo soy.

Antes de llegar a la "década prodigiosa" (y nótese que a mí no me queda claro el porqué de ese término) me casé. ¿Soy normal? A la mayoría de la gente no le gusta la ópera, ni el jazz ni el metal. A mí me encantan --- el 24 me voy a ver a Iron Maiden --- ¿soy anormal?

Me parece que tu ansiedad tiene que ver más con el no saber claramente cuales son tus objetivos. Ese "tratado" que te imaginas respecto a los intereses de las personas no predestinadas a la "normalidad" en realidad existe, pero sácate de la cabeza dos cosas:

1. No hay predestinación. Excepto en muy contados casos, la mayor parte de las veces tenemos la posibilidad de escoger. Debemos darnos cuenta de que constantemente podemos elegir y de que debemos elegir. Nuestra vida está guiada por el efecto acumulativo de esas decisiones. Y el elegir no elegir, también es una elección, aunque no siempre es la mejor, ya que a largo plazo, su efecto se acumula y da como resultado el irse al garete.

2. Ese "tratado" que te imaginas, en realidad existe, y consiste simplemente en el fijarse objetivos. Nótese que la fijación de objetivos es también una elección. Y el corolario es que no puede haber vientos favorables (esto es, buena suerte) para aquel que no sabe a donde va.

A estas alturas del partido, en términos generales, entre otras muchas cosas, conscientemente has elegido (nótese que no es predestinación) no seguir una vida "normal" (no sé qué signifique eso).

Tu problema es que eso de la "anormalidad" (e insisto que esto es un término absurdo) es un objetivo que no está bien definido: es demasiado general. Elegiste lo que NO vas a hacer: no te vas a casar, no vas a tener hijos. ¿Y ya elegiste lo que SÍ vas a hacer?

Necesitas objetivos más claros, y más específicos a tu persona, para luego poderlos perseguir.

Lo que sí, es que incluso aunque te fijes objetivos claros y los persigas, de todas maneras vas a seguir sintiendo que la vida se va rápido, pero lo que sí te puedo prometer, es que no vas a sentir esa sensación de insatisfacción.

Ya me voy. Estoy muy a gusto por aquí, pero tengo que correr. Acabo de ver pasar por allí uno o dos objetivos que tengo que alcanzar.

Saludos desde la meritita Sierra Madre.

MARICHUY dijo...

David

Delicioso, entre cruel y sensible, entre auto-mofa y confesión de una mente peligrosa (diría George Clooney), este post. Me encantó,

En estos tiempos, mi querido David, es creciente el número de seres destinados a no tener "una vida normal" (casorio, casita con jardín, hijitos y perrito). Yo formo parte de ese club, y mira que en este país, para una mujer esta situación es más “observada”.

Un abrazo

Anónimo dijo...

David... relax mi estimado cinemaniaco y clubausente.

SIEMPRE ES HOY.

Vive el hoy (suena vulgarmente trillado) pero pues no hay de otra, todos los dias tienes nuevas oportunidades de comenzar algo. Quizas mañana o el mes que viene empiezes una que te empieze a llevar por ese camino que dibujas como ideal en tu mente.

Algo que me preocupaba a mi relacionado con el tiempo era la muerte de seres queridos. Sin embargo he logrado entender que algun dia todos se van a ir y que en una de esas me quedo solo o me voy primero. Ya no estoy tan traumado al respecto. De alguna manera se relaciona con la edad y a final todo llega.

Quizas sea ese sentimiento natural del humano de que somos eternos. Pero aguas, mañana podemos ya no estar.

¿Que harias si tuvieras la certeza de que mañana cuelgas los tenis?....¡PUES ESO TRATA DE HACERLO!

Saludos
Toño.

Miguel Cane dijo...

Davis,

Si "un amigo" te dijo “David, se nos está yendo la vida! ¡ya se terminó otro fin de semana!”

No es un amigo.

Es un pendejo.

¿Para qué le haces caso a esa gente?

Abrazos.

Anónimo dijo...

Davis,

Es paradójico, eres un hombre exitoso, saludable, guapo y con un futuro inmenso por delante, coincido en que la felicidad no estriba en una vida "tradicional", es mejor vivir la vida sin límites ni medidas pero eso sí con responsabilidad. Cada día al levantarte estírate lo más posible y abre las ventanas porque si no ¿cómo entra la luz?, acuérdate que puede ser el último para que nunca olvides que vivir es increíble!

Y disfruta tu vida que eres un ser afortunado!

BESOS! =)

tessitore

Anónimo dijo...

De nuevo esas lagunas David?.

Caray.

Animo pues hombre!!.

Mira...se nos van los dias tan rapido que es mejor vivir al maximo.

Con responsabilidad; claro.

Pero no se achicopale.

Creo que esos pensamientos vienen porque esta usted solo, pero ya nomas deje que llegue alguien y ni se acordara de nada.

Si preocupa la idea de quedarnos solos un dia, pero como tal creo que es algo que debemos de ir asimilando desde ya. No cres?.

Viva y va a ver que le ira como usted quiere que le vaya.
Saludos.

Nyman dijo...

A TODOS:

Tienes razón, Paco. Casorio e hijos no garantizan no padecer angustia ó ansiedad. Pero seguramente me asaltaría una duda similar en su momento, aunque ahora originada por otras cuestiones. El fondo de todo esto siento, es una inquietud que te genera el sólo hecho de estar viviendo. En mi caso, el momento me lo produjo la edad. Para algunos (y atendiendo lo que dice Tessitore) lo que he logrado pudiera ser suficiente para sentirme sino pleno, al menos tranquilo. De cierta forma lo estoy, pero me inquietó el hecho de repetirme que estoy próximo a ser cuarentón. Tal vez es una especie (no consciente) de miedo a envejecer, tal vez hay en mi interior alguna insatisfacción de –aún con lo logrado- no sentirme pleno y si acaso, de tal vez no haber aprovechado el tiempo como ‘debí’ haberlo hecho (en varios aspectos, más allá del profesional). Es una especie de desconocimiento, de no saber como actuar ante la incertidumbre. Como dice Master Fili, tal vez el camino sea trazarme objetivos…metas. Lo he hecho, algunas las concluyo…sin embargo, sigue estando ahí el gusanillo de insatisfacción.

Me agrada mucho el comentario (cierto, a ratos cliché) de Toño de vivir el HOY como si fuese el último día sin estar pensando en la inmortalidad del cangrejo, pero eso se contrapone (siento yo) aunque sea mínimamente, con el trazo de objetivos. Es decir, trazar objetivos implica necesariamente ‘pensar en el futuro’, con lo cuál, regreso al punto de partida que dio origen al post; hay algo que me inquieta.
Tal vez sea la muerte.
A veces pienso que no estoy asimilando ó actuando de acuerdo a mi edad las situaciones inherentes a ellas. Me he llegado a visualizar con una mente joven atrapada en un cuerpo que está creciendo / envejeciendo (sin sonar dramático) inevitablemente.
Y digo que tal vez sea la muerte porque pasan los años (ya tengo 36) y la brecha de edad promedio de vida, se acorta. Sé que no debo pensar en ello, de hecho no lo pienso insistentemente (dijera Ben, eso me haría ‘miserable’ jeje) pero me cae que cuando lo pienso, me aterriza cañón.

Imagino por donde va el comentario de Paco de que “cuando termine la década es cuando se percata uno de que fue prodigiosa”. Finalmente la palabra ‘década’ lleva implícita la edad. ¿Lo que estoy viviendo es lo que debe hacerla maravillosa? ¿qué debe hacerla prodigiosa? A mi me cae el 20 de muchas cosas que antes no pensaba. La madurez como que se va afianzando. Tal vez se está en la cúspide de bienestar y forma física, década de afianzar cosas, de ver frutos de estudios, de estabilidad económica…

Estoy de acuerdo en que “normalidad” no es casorio ni hijos Master Fili, por eso puse el término entrecomillado. Me quedo tranquilo pensando que difícilmente elegiré el “prefiero no elegir”; parte de mi inquietud hoy es el abanico de posibilidades que puede haber (y que caricaturescamente ejemplifiqué con cosas cotidianas: lavar ropa, ver pelis, etc) y que a la larga uno “opta” por cosas como Maestrías y demás ‘convencionalismos’ que aparentemente en la sociedad tienen un peso ‘pesado’ pero…¿debiera irme por alguna de estas salidas para no sentir ansiedad?

No sé, yo creo que es otra la cuestión y tal vez no me atrevo a enfrentarla, pero no lo sé. Al menos Master Fili me dejas un sendero con cierta luz al afirmar que se avanza proponiéndose objetivos: “lo que sí te puedo prometer, es que no vas a sentir esa sensación de insatisfacción”

P.D. 1. Toño, gracias por el título de “SIEMPRE ES HOY” (sonó muy Cerati el asunto)…de hecho, te ando buscando, pues creo que Albatros me llama para contigo jajajajaja…

P.D. 2 Marichuy, gracias por lo que dices. Cuando puedas, ve por favor a ver Mrs. Potter con Rene Selweguer jeje, esto de la soltería se puede ver forma realmente esplendorosa e inspiradora viendo a esa mujer actuando. La película vale mucho la pena.

P.D. 3 Sr. Roger, son momentos nada más…momentos que yo llamo de lucidez. Lo que pasa es que siempre vengo y los pongo aquí, pero si se da cuenta y por la periodicidad con la que escribo en el blog, me dan cada mes!!! Jajajaja…un abrazo para usted y la Sra. Inés.

P.D. 4. Miguelito, me lo dijo en plan chistoso jejeje aunque sí, a veces coincido contigo en lo que dices jajajajaja…

P.D. 5 José, me cae que no son lagunas…en serio. Yo te aseguro que tu también tienes estos periodos de instrospección, me consta. Pero te haré caso, trataré de vivir al máximo…supongo va por ahí también el asunto. Un abrazote.
Gracias a todos por lo que me dicen…de verdad los aprecio.

Viviana dijo...

Fíjate David que más o menos a esa edad yo decidí cambiar mi vida. Me dí cuenta que no era feliz con lo que tenía y decidí embarcarme (junto con mis hijos, que ni modo siempre van en el paquete) en la aventura de vivir sola y decirle adios al matrimonio, la casita y demás cliches autoimpuestos que me hacían profundamente infeliz, especialmente porque no había escogido a la persona correcta para llevarlos a cabo.

Haciendo un análisis detallado el balance ha sido más que positivo. He pagado los precios de mi decisión sobre todo económicos y sociales (parece mentira, pero todavía una mujer divorciada puede ser satán para algunas personas) pero no la cambiaría.

Literalmente, volví a nacer y estoy fascinada con el proceso de rehacer mi vida. Me gusta la persona en que me he convertido. Mis hijos, superada la sorpresa inicial, están muy bien también.

En un sentido, nací a los 37 años. Así lo pienso. Y sé que la vida me tiene deparadas las mejores cosas para esta su segunda mitad, jeje.

Saludos David. No creo que sea una mala cosa preguntarse acerca de este camino que llamamos vida. Sí dejaramos de preguntar, todo sería muy aburrido. Aunque las respuestas a veces no son tan fáciles...

Anónimo dijo...

Master Nyman, master Nyman...

Pronto llegará la caballèrìa a Cancún...

Felicidades.

The British are coming! The British are coming!

,,,

Anónimo dijo...

Creo que todos hemos sentido ese tipo de "insatisfacción" en algún momento de la vida. Yo mismo, aún con una vida más "normal" (término usado por tí y por don Filiberto López), me he planteado esas mismas cuestiones.

Efectivamente, no es fácil, el chiste es agarrar esos "momentos de reconsideración" como lo que son: altos en el camino, ajustes de rumbo e instantes de planeación para plantear objetivos nuevos o replantear los viejos.

Por lo pronto, ¡felicidades por los 36!

d.A.

Anónimo dijo...

The IRISH are coming!

The IRISH are coming!


F. O'Peithne

Patricia dijo...

David, casi todo lo que yo te hubiera dicho te lo dijeron otros más arriba...

Tal vez a todos se nos está yendo la vida ("ni modo" dirían ustedes) pero mi consejo es que más que pensar en que se nos está yendo, pensemos en cómo queremos que se nos vaya. Disfrutala, no te tortures con el paso del tiempo.

Ese "tormento psicológico" que decís sentir no necesariamente se te iría por casarte y tener hijos, o por tener una vida "normal" (¿qué es normal? yo por ejemplo estoy casada, pero no tengo una vida "normal" para algunos, porque no tengo hijos) creo que siempre uno tiende a hacerse planteos de ese tipo; a cualquier edad y en cualquier circunstancia.

A todos nos pasa de pensar en lo raro que es tener la edad que tenemos... sobre todo cuando hace un tiempo esos años nos parecían un montón.

Diría mi tía: no tenemos más remedio que seguir cumpliendo años por que la única forma de no cumplir más años es no estar vivos.

Beso grande, apretado y añoso ;-D

Patricia

Wii dijo...

A ver si ya actualizas, eggón! Chale.

Anónimo dijo...

...donde andas David.

Tienes muy abandonado esto.

Te pierdes.

Ya mi diva Sarah Brightman tiene nuevo disco ( “Symphony" )planea gira en Mexico. Y estara hasta en Monterrey, claro que si hay vida, hire!!!.

Yanni, mi uno de mis idolos. Tambien por sacar material de archivo pero con ahora con voces. Suena interesante el proyecto, pude escuchar algo en su pagina y los arrelgos son buenos y las voces tambien.

Y tu como si nada...la lluvia no dejaba e caer...y ante mis ojos se perdian las lagrimas que resbalaban. Y todo parecia mentira y tuuuuuuuuu como si nada....y tu como si nada. Jaja. Broma. Es una rola.


Bueno que estes bien...
Saludos!.

La 1.16 pm de este Miercoles. Muero de hambre y salgo hasta las 2pm.

Jose

Nyman dijo...

Hey!

Aqui anda el que estaba ausente...

Regreso en un rato a contestar a quienes amablemente me han dejado mensaje...

Abrazote enorme

Voy y vengo.

uncle gay dijo...

edad? años? cuarenton?...my god!!!
vamos vamos..hombre ve las cosas positivas..je,je..por ejemplo..tienes 36 casi..ok pero aun tienes un montononon de cabello!! yo a los 35 ya estoy quedando calvo!!! estas lozano y terso del rostro mi amigo...yo a los 35 años..estoy con las lineas de expresion supermarcadas...ja,ja pero sabes?? existe el botox!!!! yo a los 35 años ya tengo las tipicas machitas cafes en la piel que denotan la edad...o sera cancer de piel y no me he dado cuenta? je,je. a mis 35 años me duelen las rodillas gacho..las articulaciones de los dedos de las manos..de repente me duele la espalda y la piel se me reseca mucho..y respecto a lo de soltero y sin hijos...bueno ya ves que ando buscandole y sino pues me al menos me divierto..je,je y los hijos pues para eso estan los sobrinos en serio...nada como ser tio si que si...abrazotes!!!