07 junio 2007

Esto no está aquí: Sexo sin Amor


Hay una frase e imagen recurrente en mi cabeza que se presenta últimamente cuando beso una espalda: es la leyenda que aparece escrita en el cristal de la puerta que conduce a una habitación en un video de John Lennon. Esa leyenda dice: This is not here.
2
Es increíble que a mis casi 35 años, he descubierto algo que no estaba en mis hábitos de vida: tener sexo sin amor. Esta práctica, que para la humanidad no es nada nueva, para mí significa todo un descubrimiento de ideas y sensaciones que no deja de inquietarme. Dicen que la soledad puede provocar muchas cosas y entre otras generar visiones de cosas que no existen.
2
Y es que, por muy primitivo que sea el acto carnal, lo he estado acompañando de besos y caricias. No puedo permanecer indiferente. Mi sensibilidad no me lo permite. Todo además, amparado por una especie de pacto ó convenio en donde sólo falta el papel que diga: “Ambas personas se comprometen a no involucrarse sentimentalmente y a ejercer el acto sexual cada vez que una de las dos -ó ambas- lo desee”
2
Varias veces he sostenido que puede provocarme muchas más cosas un beso que el acto sexual en sí. Y cuando tengo sexo, procuro besar. Pero viendo la frialdad de la persona que me acompaña en esta –para mí- nueva aventura, me doy cuenta que ella ya ha superado totalmente (con sus experiencias previas) este desequilibrio emocional que puede implicar convivir sexualmente con alguien con quien no hay planes de nada. Me he permitido poner a prueba esa frialdad diciendo cosas como: “me parece que hay que detener esto” recibiendo por respuesta “si claro, cuando gustes” con mueca incluida de ‘me da lo mismo’.
2
Pero el sexo es el sexo (frase a inmortalizar) y puede ser delicioso ó como decía una amiga de la Universidad: ‘la carne es débil, amiguito’. Y hay una renuencia de mi parte -oculta en algún lugar de mi subconsciente- a dejar de disfrutar esos momentos. Son pues, juegos de adultos. Juegos a los que he accedido plenamente consciente de las reglas fijadas por ambos: Cero compromisos. Pero juegos en los que extrañamente y por mi forma de ser, he sentido en algún momento que llevo las de perder. O tal vez no, si sigo realizando el rejuego mental de “esto no existe…esto no está aquí…es una ilusión visual y táctil…no hay amor, no hay cariño…es sólo sexo y nada más” Y lo estoy llevando a cabo cada que sucede la experiencia. Aunque bese instintivamente espalda, frente, boca y mejilla, esto no existe. Y dicho sea de paso, son besos que yo no recibo en similar proporción, lo cuál viene a reforzar totalmente la idea principal: no hay nada.
2
Leí un correo iluminador que decía que muchas veces las personas -mujeres principalmente- dan sexo para recibir amor y el hombre lo contrario. Creo que hay mucho de verdad en ello. Sin embargo cada caso y cada persona es especial y hay circunstancias muy específicas para cada uno que tendrían que tomarse en cuenta para valorar porqué se encuentran (nos encontramos, gritó alguien) en una situación así.
2
Tanta inquietud de esto tan nuevo para mi, me ha generado la tambaleante pregunta de: ‘¿no estaré enamorándome?’. Tiempo atrás, una amiga (al sur del sur) puso mi suelo a temblar diciéndome: ‘¿no será que estás enamorado del amor, más que de la persona en sí?’ refiriéndose -claro está- a desear / añorar estar acompañado, tener alguien que se preocupe por ti, que te reciba en casa, que te abrace mientras afuera llueve, que te proporcione calor en las noches frías, quien quiera que sea la persona. Y aquí, en el caso que nos ocupa, no me nace decir ‘te amo’, simplemente NO. No me la paso todo el día pensando ‘¿cómo estará?, ¿pensará en mi?’.
2
Concluyo que lo que yo disfruto es la cercanía. El cuerpo pegado al mío, el rostro a unos milímetros…la respiración, el roce…la compañía. Son raros los momentos del día en los que me pongo a reflexionar en esta situación. A ratos me siento vacío pero no triste. Tal vez, mi subconsciente ha hecho perfecta labor tatuándome en la mente la idea de que no-hay-nada (This is not here!). Aunque jugar con fuego...
2

22 comentarios:

Anónimo dijo...

Tema muy difícil.

Es parte del paso por la década prodigiosa de los 30 (si uno la sabe manejar). Sexo sin amor, amor sin sexo. Claro, lo mejor es disfrutar de ambos elementos: amor Y sexo. Por lo que mencionas, tu sensibilidad te mueve hacia la búsqueda de la tercera opción (ambos). ¿Aconsejarte? Tá duro, dice (Brozo dixit). Uno está enamorado del amor cuando desea una situación pero no tiene uno con quién plasmarla. Entonces todo permanece en una situación romántica ideal donde, como dice Cortázar: "andábamos sin buscarnos pero a sabiendas de que nos íbamos a encontrar" (Rayuela, se refiere al personaje de La Maga). Así que, si deseas la tercera opción, lo mejor es que sigas esperando-buscando, que a cada capillita le llega si fiestecita. Eso en cuanto a la tercera opción. El chiste es NO cerrarse por amargura derivada del tiempo que cada vez más se pasa en soledad, tampoco desesperarse. Cuando llega, ni madres, uno no está enamorado del amor, está uno enamorado de una persona de carne y hueso, con todas las delicias y broncas que eso implica.

Amor sin sexo. Uppssss. No creo que sea una opción real que se presente en tu circunstancia, simplemente por la edad. Si encuentras el amor, seguramente habrá sexo. ¿Amor sin sexo? Ni el Vetarro, a menos que ya no paragüas ni con el Himno Nacional. Pero esto sería sólo por la imposibilidad física de uno o ambos pero, insisto, no creo que sea tu caso.

Sexo sin amor. AJAAAAÁ!!!!! Eso sería tema de un email privado... pero esto es un blog "anónimo" (¿sí, tú? Andale... A otro perro con ese hueso. Todos somos perfectamente reconocibles simplemente por la manera de redactar y el H. Vocabulario).

Así que, sólo te diré que, en MI década prodigiosa, siguiendo la frase de Zorrilla, "yo a los castillos subí y a las cabañas bajé, y en todas partes deje un billetote de mí". Es decir, yo sí me dediqué al rock&roll con singular alegría durante unos 4 años. No me convertí en metodista (tuve entonces mis asegunes preferidos, claro, pero no fueron de los mencionados por el imbécil senil apodado Vetarro; ninguno de ellos). Conocí a fondo un inframundo más amplio y complejo que el (infantiloide) ligue de los antros (GUAC - Si me iban a dar "coca...ína", que fuera pura y no jaladas). Ese inframundo tiene muchas ramificaciones y algunas las llegué a ver bien sin vivirlas directamente, por medio de varias "Virgilias" que me dieron un tour por el infierno y me regresaron al purgatorio. El caso es que, con esa experiencia "global" (México, EU, España, Nam (¿por qué crees que siento escalofríos con "This is the End" y la cabeza de Willard "de cabeza" en Saigón?), Hong Kong, Marruecos, etc.) y sin describir ya más -¡ya basta de este streap tease existencial!- te diría que...

Para como creo que eres esa NO es tu opción. Es mejor la abstinencia.

Ese mundo argumenta que "sólo son juegos de adultos" Ajá, sólo juegos, igualitos a los de la ruleta Rusa en El Francotirador / The Deer Hunter, igual de inofensivos, claro. Sales de ellos como "Pedro por su casa" (¿sin cambios personales? jajaja) para descubrir, como diría Adal Ramones en el monólogo que ¡no es cierto!

Se paga un precio y no sólo en gastos. Es un precio emocional. No sólo ves que hay cada vez más frialdad (y más locuras para la mente. Eso de hacer cada vez más "cerebro" no es una gracejada) sino que UNO SE VUELVE MÁS FRÍO también. Y ESE ES EL VERDADERO PROBLEMA.

Así que aguas -y de las grandes-, porque para practicar el sexo sin amor (sí, "la carne es débil amiguito", entiendo la frase) se requiere de una mentalidad especial dónde vas a lo que vas y "te vale madres quien es la otra persona como a ella le vales madres tú". Hay que seguir las reglas no escritas, que se aprenden poco a poco. por ejemplo, ¿por qué crees que las chavas de la onda jamás dicen su nombre verdadero como Alicia, Maripaz, Susana? Usan nombres como Brenda, Pamela, Vanessa, Lindsay o el que esté de moda en los espectáculos. No hay verdadera intimidad. En ese negocio el sexo es el sexo. Punto. Puro encontronazo de cuerpos y cero besos. Claro, hay excepciones a esta regla y, sí te, encuentras a gente extraña con corazón de oro (que te sacan del infierno al purgatorio) porque aún son buena onda y no respetan todas las reglas no escritas.

Pero en la mayoría de los casos, el sexo sin amor te va transformando (y la adicción a las endorfinas por sexo también) por dentro. Termina uno por parecerse a las personas de ese medio. Te lo dice alguien que regresó de allí para contarlo.

Estás advertido.

Anónimo dijo...

P.D.

Ah, y no es cierto que ESO NO ESTÉ ALLÍ. Está y, como el chupe, deja resaca.

El resto... es chabacanería, ignorancia o inmadurez.

D. Alighieri.

Miguel Cane dijo...

Querido Davis,

Esto que mencionas, es como el contendo de la Orwelliana habitación 101 -- varía de persona a persona.

En mi caso, no es ningún secreto que voto por la abstinencia -- que se confunde a veces por otros como frustración o insatisfacción; no ha faltado el "anónimo" que lo quiso usar para insultarme y desde aquí le digo que lo pretendido no lo logró, porque no entendió mi posición en la vida, baboso.-, en el entendido de que si no hay alguien que me atraiga, no me acuesto. Punto.

¿Sexo sin amor? Yo no me he ido a la cama con nadie que no e provoque un mínimo de sentimiento, que al menos me mueva la hormona. Por lo mismo, cuando iba en prepa, yo solía decir "el amor sin sexo es ñoño y el sexo sin amor es una porquería", en la ilusión de que existía la compaginación perfecta de ambas cosas... y va a ser que realmente no.

¿Cuántos casos no hay de parejas que se aman, que se rompen precisamente por sexo? Sexo con otros, falta de sexo, deformaciones del sexo, perversiones, enfermedades, dilo tú. El sexo es importante y tiene una existencia independiente del amor... así que mis ideas se pueden aplicar o no.

Si puedes compartamentalizar y no tienes una relación formal con nadie vigente, puedes tener sexo con quien quieras, así lo veo. Si estás viviendo con alguien en una relación sentimental establecida y decides andar de chiloco, qué poca madre, porque entonces sí está fregando a alguien más.

Así que, Davis... la cuestión es adaptarse a las circunstancias. No te acostumbres, porque si a la otra persona deja de interesarle, el único que lo va a resentir serás tú. Disfruta de tu cuerpo con responsabilidad, que es lo de siempre y la única verdad aceptable.

Cuando te enamores, entonces será distinto.

Muchos abrazos, carnal.

Nyman dijo...

Hola Anónimo que firma con “F” (jajajaja, por aquello de conservar el anonimato)
Sí, esta década prodigiosa está siendo especialmente reveladora para mi. Primero, mi gran desilusión amorosa, que me ha marcado de por vida, pero que me ha dejado enseñanzas profundas; entre otras: a tirar mitos, a ver a las personas de distinta manera( todos llevan sus cicatrices), a estar más atento a enfermedades, a conocer aspectos que nunca me imaginé llegaría a tener, como éste que nos ocupa. Sí, tema difícil porque soy un ser sensible y me es difícil hacerme a la idea de la simple utilización carnal jajaja. Y si, yo estoy a la búsqueda de la combinación perfecta que señalas, pero si siento que aunque difícil lo que estoy experimentando ahorita, no me arrepiento pues me ha abierto un poco más el panorama en cuestiones sexuales. He descubierto cosas que no sabía estaban ahí…he agarrado experiencia. Además, es algo que disfruto enormemente y aquí coincido con Cane, tampoco me acostaría con alguien que no me mueva por lo menos la hormona. Hay obviamente una atracción física (ya no sé si de parte de esta persona para conmigo jajaja pues no me lo dice, pero yo si estoy en esa frecuencia) y el cuerpo reacciona, entonces no, no hay tal sufrimiento, al menos durante la relación. Las dudas e indecisiones vienen después, cuando todo ha terminado, cuando te levantas y dices: “bueno, aquí no ha pasado nada y a otra cosa mariposa jajajaja” (eso de mariposa es clichezote jeje). De alguna forma esta pareja de aventura ha coartado cualquier posible “desvío” hacia otro nivel de relación en al menos dos ocasiones y a mi con eso me ha bastado. Y a entrarle al juego, no hay de otra.
Pero veo que, por lo que notas de mi personalidad, la sugerencia es la abstinencia (otra coincidencia con Cane)… y entiendo el punto: no sufrirle en caso de que esto se evapore en menos de lo pensado, que también es una situación que ya he previsto. Es una decisión difícil por como se han ido dando las cosas, pero estoy dejando que la otra parte, dada su inquietud en el aspecto sexual, de el primer paso. Hay una especie de convenio bastante extraño de fidelidad volátil, es decir: ok, no hay compromisos, pero si en determinado momento se te antoja irte por ahí con alguien en el momento menos esperado, regresas y me avisas lo ocurrido y yo, por decisión propia, ahí le paro a todo el arwende. He estado esperando que llegue ese momento, pero por alguna extraña razón que no logro asimilar todavía, ese paso no lo ha dado. Y digo que he estado esperando que llegue ese momento, porque sé, al igual que tú, que llevo las de perder si me llegase a involucrar en algo más allá de lo meramente carnal (cosa que no ha ocurrido, hasta ahorita). Entonces, estoy preparado mentalmente para el momento, así como para el momento en el que sin decir agua va me diga: “bye!”
Es pues, una especie de pacto que yo he propuesto y que hasta ahorita se ha respetado en ambas direcciones, aunque yo sea el principal interesado.
Pero tienes razón en que todas las decisiones acarrean consecuencias. O como dijiste: se paga un precio. Eso es algo de lo que también estoy consciente. Hay pues todo un trabajo mental realizado a una velocidad más allá de la normal que ha rendido frutos. No soy el inocente que se clavó casi un año llorando al ser querido cuando me abandonaron. Not anymore. Pero tampoco soy la frialdad con pies y manos y sé que, de darse algo especial más adelante con alguien especial, me aventaré de nuevo al vacío porque siento que de eso se trata esta vida. Vivir a medias, siento, no es vivir.

Pero gracias “F”, advertido estoy y te agradezco las líneas.

Anónimo dijo...

Master Cane advierte de uno de los extremos: no salir raspado. Abstinencia por decisión propia que, estoy de acuerdo con él, no implica frustración o desesperación (por lo que, supongo, no soy el anónimo anónimo al que se refiere, creo). Cierto también que el sexo tiene independencia con respecto al amor, codificado en su forma actual en Occidente a partir de la Edad Media en Provence -y no me disgusta Francia y su cultura sino ciertas francófilas snobs que ruedan y ruedan y vuelven a rodar como llantas de trailer... por lo del diámetro-. Cierto, si te mueve la hormona, como dice Cane, llegadle. No, no era mi punto y coincido con él en este rubro COMO MEDIDA DE EQUILIBRIO. La frase de Cane es redonda y perfecta en su claridad:

"Disfruta de tu cuerpo con responsabilidad, que es lo de siempre y la única verdad aceptable."

Más bien el argumento que nace en Hong Kong - Saigón, pasa por Barcelona (uta madre, si hablas de atracción de hormona me hubieras visto en ese encerrón en una tarde-noche muy calurosa, de maratón mutuo, hasta que ella se cansó y a mí se me acabó el dinero jajajaja) y cierra en el table dance... bueno, eso si que se quede en el tintero... apuntaba a irte al OTRO EXTREMO: ¡¡¡Rocanrol para todos!!! (diría el Lora). Séase clavarse en el sexo sin amor, de allí lo de endorfinas generadas por sexo, adictivas. ¡¿No me comprendisteís, insensato?! (jajajajaja). Esa es la otra cara del infierno y es a la que me refería. Por suerte, pude regresar para contarlo.


No se trata pues de que "te arrepientas" sino que no caigas en la exageración, pues... Todos llevamos cicatrices, el punto es que no hay porque aumentar su número y no todas son de la misma indole.

---

Un par de observaciones finales:

La ausencia, hasta el momento, de otras opiniones de otros que suelen opinar.

Si me leen al sur del sur (Gulp!), pido perdón por estos mensajes claridosos. Vayan como descargo, que no disculpa, mis 53 años y que, como los toreros, al final me corté la coleta en un table dance.

Anónimo dijo...

Buen tema, a ver quien más le entra.

Anónimo dijo...

No sé qué decir, aún no salgo del shock, jeje.

Ya en serio, con responsabilidad y madurez emocional es lo más natural para cualquier hombre joven y sobretodo, soltero.

Saludos

Guess who

Anónimo dijo...

THE GUESS WHO? Los de American woman, stay away from me?

jose dijo...

Creo que no tengo nada que aportar a este tema.

Saludos!.

Jose

Filiberto dijo...

Hallo, Herr Neimann:

Enfoquemos lo que planteas desde otro ángulo:

"... las personas -mujeres principalmente- dan sexo para recibir amor y el hombre lo contrario"

¿Sabes lo que es "reductio ad absurdum"? De la frase anterior podemos derivar dos conclusiones - una de ellas es ésta:

"El amor verdadero solamente es posible entre dos mujeres."

La conclusión es absurda, por lo tanto la premisa es falsa. Queda para el estudiante el derivar la otra conclusión - que por cierto, es también absurda.

Pasemos al siguiente punto:

"¿no será que estás enamorado del amor, más que de la persona en sí?"

La anterior, es una observación muy aguda, y pudiera ser que aplique a tu caso, aunque la verdad, no poseo elementos para afirmar ni para negar. Esa frase me trae a la mente otra que mi papá alguna vez me dijo:

"No es lo mismo el amor, que las ganas de casarse."

Ahora bien, creo que vale la pena revisar eso de "enamorarse del amor" desde otro punto de vista.

La primera parte de la frase ("¿no será que estás enamorado del amor,") puede ser expresada de otra manera:

¿No será que estás enamorado de un ideal?

Es claro que la gente tiene ideales, y es claro que la gente debiera de tenerlos. Los ideales son una de las fuerzas más importantes de la humanidad. Los ideales mueven montañas. Y como pasa con toda fuerza poderosa, al igual que un niño que juega con un cuchillo, pudiera uno correr el riesgo de salir lastimado al tratar con eso de los ideales.

No es que los ideales sean malos, sino que hay que entenderlos y manejarlos con cuidado.

¿Has oído hablar de Abraham Maslow? Este amigo decía que los humanos tienen una jerarquía de necesidades, que van desde las necesidades más básicas, que están en la parte de abajo de la jerarquía, hasta las necesidades más abstractas, que están en la parte superior. Para satisfacer sus necesidades, los seres humanos priorizan empezando por abajo, y no buscan satisfacer las necesidades de más arriba sino hasta no haber satisfecho las necesidades de abajo. El sexo es una necesidad primigenia, en la parte de abajo de la jerarquía, junto con cosas como la necesidad de comer, mientras que el amor está en niveles superiores. Sexo y amor son dos cosas diferentes; hasta se podría decir que son ortogonales, o sea que uno afecta poco al otro. Uno puede enamorarse de una obra de arte, o de una idea... probablemente amistad y amor son dos manifestaciones de lo mismo.

"A ratos me siento vacío pero no triste. Tal vez, mi subconsciente ha hecho perfecta labor tatuándome en la mente la idea de que no-hay-nada... "

Es obvio que te sientas vacío, de la misma manera que es obvio que siente hambre una persona que no ha comido, ya que el satisfacer las necesitades eróticas poco tiene que ver con satisfacer las necesidades amorosas. Son dos cosas diferentes y por eso debemos ocuparnos explícitamente de cada una de ellas.

Saludos.

Anónimo dijo...

Didn'it I tell you?

Anónimo dijo...

Upssss!!!

El tema y la polémica han atraido al blog a Filiberto.

¡¡Excelente!!

No te puedes quejar Nyman: The Best of the Best!

(Saludos Filiberto).

Filiberto dijo...

Salve, O Master Faramir.

Atte.

Your humble napkin

Nyman dijo...

Peña,

La presencia de Fili en el blog me inquieta y preocupa: Me inquieta porque usualmente dice cosas que me dejan pensando varias horas y me preocupa porque disecciona las frases cliché (y otras que mi cabecita haya elaborado) y me hace sentir como un verdadero tonto JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA...

Anyway, yo sé que no es su intención jajajajajaja...Lo que si es cierto, es que es un enorme gusto encontrármelo por estos lares.

Y si, MASTER FILI, tiendo a idealizar, con eso de que me siento con "S" de Superman (ver archivos de MOMENTOS DE LUCIDEZ) en muchos momentos, siento que la persona que vaya a estar a mi lado TIENE que ser eSpecial también. Por eso digo que he visto muchas películas, especialmente películas de amor. He imaginado incluso cómo me gustaría encontrar a la persona con la que me gustaría estar de por vida (otro cliché y mito), etc etc...Y no te niego que ya son varias veces que alguien me ha jalado las patas a la tierra diciéndome: "oye, que exigente...me pides mucho..." aún cuando yo siento que no es así. Pero algo de razón debe haber.

Alguna vez me atreví a aseverar que el sexo debiera estar en segundo plano (alguien pensará: es frígido el Nyman) porque, de idealista que soy, siempre concedí mayor importancia a las 20 horas restantes (suponiendo que 4 sean para el maraton sexual) en las que se convive con una persona y siento que sería terrible llevarse bien sexualmente pero las otras 20 horas andar de la greña. Jamás me concedieron razón jaja (pero el tiempo me dará la razón, lo juro jejeje) y es que siento que el ímpetu sexual, con el tiempo (años) va disminuyendo y siento que amar a alguien, es mucho más que sexo, aunque este último cobre una importancia relevante en los primeros años de la relación (ortogonales, dijiste?).

Total que sí, seguramente idealizo. Por eso a veces creo que voy a estar solo muchos años....

Peña..si, noto ausencia de opiniones jajajaja...lo que pasa es que como el blog no es tan anónimo pues, se ponen la trenza en la boca...empezando por Guess Who! y terminando por Reynosa jejejeje...

Va pues, me quedo con la frase de Cane:

"Disfruta de tu cuerpo con responsabilidad, que es lo de siempre y la única verdad aceptable."

Cierto, el sexo es rico...y adictivo.

Saludos también al sur del sur, que seguramente tiene los cabellos levantados jejejeje broma, broma.

Saludos a todos.

Filiberto dijo...

Hola Herr Neimann,

Pues no te inquietes ni te preocupes... :oD

y coincido con Faramir en su recomendación de "Quaerendo invenietis" (un latinajo que quiere decir algo así como "¡Buscando encontrarás!").

Te puedo asegurar de que vas a encontrar lo que busques, por lo que el corolario es: escoge bien lo que buscas.

Coincido contigo en eso del idealismo - sigue siendo idealista, a pesar del viento y la marea. El ser idealista no es lo mismo que pasarse de exigente, aunque recuerdo por ahi nebulosamente que alguien - no sé si Henry Ford III o Lee Iaccocca - dijo alguna vez que exigiendo la perfección era la única manera de obtenerla de vez en cuando.

Y también estoy de acuerdo contigo en eso de que las otras veinte horas son al menos igual de importantes, si no es que más. Al menos, ese es mi caso.

Saludos y buena cacería.

Al sur del sur... :-D dijo...

Acá viene la opinión del "sur del sur" que en este caso más bien es "al medio del medio".

(Paréntesis: Anónimo con F, usted no tiene pinta de monje ni yo tengo -ayyy- 15 años... no me voy a asustar. Lo más que puede pasar es que le pida que cuente ¡je!).

Sigo. Bien, decía que al medio del medio, porque es tal cual. Veamos, ya que estamos para las confidencias (uy), yo tuve también mi breve experiencia en eso del sexo sin amor. No me resultó, pero lo recomiendo.

Por qué lo recomiendo? Por lo que decía David, porque uno gana experiencia. Experiencia hasta con uno mismo, para saber qué le va a uno y qué no le va. En mi caso lo que más lamento es haber pasado con eso con una pátina culposa que creo producto de: educación latinoamericana + crecer en la dictadura + colegio de monjas. Aquello de "una señorita no hace eso", cuando más bien la cosa es a lo J. Sabina "eres una mujer además de una dama". Lamentable, hacer algo y sentirse así después. ¡Me costó años sacarme eso de encima!

Así que al medio conmigo: ni quedarse en el sexo sin amor, ni elegir la abstinencia sin haber antes experimentado. Para personas como tú, sí, yo creo que tal vez la abstinencia sea lo mejor. Pero creo que es fundamental probar, porque así cuando llega la relación estable y con amor, uno ya no tiene asignaturas pendientes.

También sé que es difícil. Uno no está "entrenado" para eso. Tengo una amiga que se separó hace un año y empezó a salir nuevamente. Obviamente llegó "el momento" y sabíamos que el candidato no era como para enamorarse... y ella decía que lo tenía claro pero que tenía miedo porque "nosotras no estamos acostumbradas a eso". Y tenía razón!

Eso sí, lo que me suena más extraño es lo que creo percibir: una relación semi-estable pero sin amor. Todo bien, pero me parece que las cosas se mezclan más que de otra forma, ¿menos estable? Aunque no pierdo de vista los riesgos y demás, que pueden ser causa de la semi-estabilidad.

Ya veo que Filiberto interpretó muy bien la famosa frase surdelsureña, así que no agrego más a eso.

Por lo demás, aclaro por las dudas que NO me tuve que tomar una pastillita al leer todo esto y que mi ausencia se debió a que no entré a la red, nomás. Pero los dejo solos un día y miren el relajo que arman...

Bueno muchachos, los dejo. Me voy a rezar diez padrenuestros y un gloria por sus almitas pecadoras.

P.

Maese dijo...

El sexo sin amor lo practicamos la mayoría de los hombres. Creo que es más sano. Me rechoca que al terminar me pregunte la mujer: ¿Me amas?
Saludois

Nyman dijo...

Hola PATY,

Me agrada mucho que dejes tu punto de vista de 'dama y mujer' je! Hay una especie de doble lectura ó mejor dicho, lo que se lee de una forma muy casual lleva un trasfondo que es el que me deja pensativo y es usted experta en ello jajajaja...asi que, lo importante está en no estancarse en ninguno de los dos extremos. Importante también lo que dices: la experiencia que uno agarra es, al menos en mi caso, muy buena (andaba yo verdaderamente perdido en/de muchas cosas) y sé que al menos de eso (que ya es decir) NO me voy a arrepentir.

"Relación semi-estable" yep! dió usted justo en el blanco. La bronca está en que se supone 'cero compromisos' y a veces comienzan a confundirse ciertos "derechos" jajajajaja...lo cuál me provoca una gracia inmensa y también, uno que otro GRAN enojo y molestia pues, cuando las cosas suceden y se analizan a profundidad, resulta que 'el derecho' nunca debió ejercerse...total, un desmoder!

Gracias Al sur del Sur...y sí, QUE CUENTE "F"! jajajajajaja...

Saludos.

Nyman dijo...

Hola Maese,

Bienvenido al blog en escabroso tema. No sé pero, lo que comentas me suena que posiblemente no has dejado en claro tu postura para con la chava en cuestión. Eso de "¿me amas?" me suena a que no sabe a lo que le tira contigo...así que más vale aclarar antes de soltar jajaja...

Saludos y espero verte de nueva cuenta por acá.

Patricia dijo...

David: parece que me especializo en dejarte pensando... incluso cuando no es mi intención!!!! Qué barbaridad... :-D

Pero sí, y ya que andamos con lo de pensar, me imagino que en tu situación (ya me parecía, ya me parecía...) las reglas del juego deben estar muy claras y además correr parejas. Así no se entreveran las cosas y no se produce el desmoder.

Lo que lleva al comentario de Master, eso de que la chica le pregunta si la ama. La verdad, pensaba que eso ya no pasaba. Me suena como a lugar común, pero se ve que sucede... Habrá que aclarar el panorama, como tú decías.

Es complicado, supongo que muchas colegas femeninas se meten en ese baile pensando que a la larga terminarán conquistando el rebelde corazón del interfecto... pero no siempre es así, y más vale no meterse en una relación de este tipo pensando semejante barbaridad.

En fin... saludos y cuídese mucho mi estimado.
Un abrazo!
P (y:que-cuen-te, que-cuen-teee...)

Patricia otra vez dijo...

Y debería decir de Maese, no lo que puse... hoy tengo un día que para qué les cuento. Basta ver también el blog de MC, donde también hice de las mías.

Menos mal que ya es de noche...
Besos.

Miguel Cane dijo...

Davis, te he reclutado.
Date una vuelta por mi blog.

Muchos abrazos.

PD:¿Tatianaaaaa? Chaaaaaaaaaaaalssssss!